El maltrato animal es una conducta que consiste en provocar dolor innecesario o estrés a un animal. El maltrato más leve se observa en la falta de los cuidados básicos del animal y el más grave es el asesinato con ensañamiento.

Cuesta comprender que existan personas que puedan maltratar a animales indefensos de igual forma que cuesta comprender a personas –hombres o mujeres- que maltratan a otras porque se sienten superiores. En realidad estos delincuentes carecen de educación, empatía y escrúpulos, entre otras lindezas. Son personas con carencias mentales graves que ven a su víctima como una presa fácil y se aprovechan de la histórica impunidad para perseguirlos. Se sienten superiores por sus absurdos actos.

401991_311007412288754_100001384935487_883698_2079113558_n


La Policía Nacional de Colombia, continúa generando espacios de aprendizaje y construcción, en torno a la protección de los animales. Estos últimos días han sido cruciales, tras la visita de las dos expertas españolas Anna Mulá y Núria Querol, donde ha quedado de manifiesto, la interrelación entre la violencia con los animales y la violencia interpersonal. Allí más de 400 policías de todas las direcciones y escuelas de la Institución, realizaron juramento de protección y defensa de los animales de Colombia. 

Concepto de violencia

    El término violencia (del latín "violentia") es un tipo de interacción que indica un comportamiento deliberado, intencional, que causa daño, sufrimiento o sometimiento grave (físico, sexual, psicológico...) a personas, animales y/o ambos. Es un grave problema social y muy complejo que frecuentemente está asociado a la agresión física, aunque pueden ser daños de otros tipos que se manifiestan de diversas maneras.

1250852_370 

Schipper (2004) en su libro No te cases con una mujer de pies grandes; la mujer en los proverbios del mundo recoge algunos refranes de distintas culturas que ilustran de forma sobrecogedora cómo la violencia contra las mujeres dentro de la pareja sí es universal y está enraizada en el imaginario de todas las culturas. Esta autora ha documentado decenas de proverbios de todo el mundo que recomiendan la violencia como un instrumento "natural" para imponer a las mujeres, sobre todo a las casadas, una conducta sumisa.

alt

Se presenta un estudio sobre el rol de los animales en la violencia doméstica en el Congreso Anual de la Asociación Americana de Criminología

 

La Comisión de lucha contra la Violencia doméstica y de Género del CAP Valldoreix- Sant Cugat ha iniciado un estudio sobre el rol que ejercen los animales de compañía en el contexto de la violencia doméstica desde el ámbito sanitario.   Estudios previos revelan que el 71% de mujeres que ingresan en casas de acogida informaron que su agresor había herido, mutilado, matado o amenazado a los animales de la familia por venganza o para controlar psicológicamente a las víctimas; El 32% informó que sus hijos habían herido o matado animales.

En septiembre de 2004, cuando el actor Arnold Schwarzenegger todavía era Gobernador de California, el  Capitolio de Sacramento –capital de ese Estado– sacó adelante un polémico proyecto de Ley que prohibía la alimentación forzosa de los patos y gansos californianos para producir foie gras con sus hígados; así como la venta de este producto cuando se hubiera elaborado con aves alimentadas por la fuerza. La idea partió de una ONG llamada Viva!USA (sección local del grupo Vegetarians International Voices for Animals, fundada en Gran Bretaña en 1994 para luchar en favor de un mundo vegetariano) y contó con el apoyo de conocidos artistas como Martin Sheen, Paul McCartney o Kim Bassinger.

El proyecto de Ley –que entrará en vigor el 1 de julio de 2012 tras una extensa vacatio legis de siete años y medio que pretende minimizar los efectos ocasionados en los intereses de estas industrias para que modifiquen sus prácticas comerciales, según la norma– prohíbe el engorde artificial de estos animales a los que durante dos o tres semanas se les introducía un tubo por el esófago hasta el estómago para forzarlos a comer tres veces diariamente con el objetivo de que su hígado se desarrollase hasta diez veces su tamaño normal. Pasado ese tiempo, el animal era sacrificado y se elaboraba el producto con su víscera.

Esta norma ha modificado el Código californiano de Salud y Seguridad en sus secciones 25.980 a 25.984. Literalmente, establece que una persona no puede obligar a alimentar a un ave con el propósito de dilatar su hígado más allá de su tamaño normal, o contratar a otra persona para hacerlo. Quien lo haga pagará una multa de hasta 1.000 dólares por cada vez que infrinja esta norma y hasta otros 1.000 dólares por cada día que reitere su infracción.

Entre diciembre de 2006 y mayo de 2008, el alcalde de Chicago (Ilinóis) también prohibió el foie gras en su ciudad, pero revocó la prohibición, afirmando que había sido la ley más absurda aprobada por su ayuntamiento.Durante el año y medio que estuvo en vigor, los restaurantes recurrieron a todo tipo de prácticas clandestinas –como si fuera una nueva Ley Seca– para continuar sirviéndolo. Un periodista del Chicago Tribune, Mark Caro, recogió todas aquellas anécdotas en un curioso libro titulado La guerra del foie gras.

Lo curioso es que la ley californiana haya tenido tanta difusión en los medios de comunicación, porque tampoco ha sido la primera; de hecho, en la Unión Europea sólo hay cinco países que aún permiten estas prácticas de engorde: Bélgica, Bulgaria, España, Hungría y Francia, donde el Art. L654-27-1 del Código Rural francés establece, desde enero de 2006, que Le foie gras fait partie du patrimoine culturel et gastronomique protégé en France. On entend par foie gras, le foie d'un canard ou d'une oie spécialement engraissé par gavage(El foie gras forma parte del patrimonio cultural y gastronómico protegido de Francia. Se entiende por foie gras, el hígado de un pato o de un ganso cebado especialmente mediante una sonda).El resto de la Unión Europea o bien lo prohíbe expresamente mediante leyes específicas (como sucede en Alemania o Italia) o con las leyes generales de protección de los animales (Holanda o el Reino Unido).

Actualmente, en España, una de las escasas referencias normativas al foie-gras (con guión) aparece en el Art. 4 del Real Decreto 640/2006, de 26 de mayo, que regula las condiciones de higiene, producción y comercialización de los productos alimenticios, señalando que:La carne procedente de aves de corral y lagomorfos sacrificados en la explotación para la producción de alimentos sólo podrá destinarse para consumo doméstico privado, con excepción de las aves destinadas a la producción de foie-gras; por cierto, yo tampoco sabía qué son los lagomorfos: los conejos y las liebres. 

En el reino animal existen unas 5.000 especies de mamíferos tan diferentes como los ratones, murciélagos, canguros, lobos o ballenas. En ese ámbito, el ser humano (Homo Sapiens) forma parte del orden de los primates junto a los llamados prosimios (el lémur es el más conocido) y los simios –o primates superiores– donde se incluye a los monos (mandriles, macacos, babuinos, etc.) y a los grandes simios (chimpancés, bonobos, gorilas y orangutanes).

altEn 2004, la policía holandesa detuvo a un hombre en la ciudad de Utrecht por mantener relaciones sexuales con el pony de su vecino; pero como la normativa de los Países Bajos no tipificaba el bestialismo como delito –igual que sucede hoy en día en España y en otros países– el detenido fue puesto en libertad. La noticia generó tal revuelo social que, finalmente, en febrero de 2010 el Senado holandés aprobó la prohibición de cometer actos indecentes con los animales así como distribuir, exhibir, fabricar, importar, exportar o transmitir en cualquier soporte actos lascivos en los que estén involucrados seres humanos y animales, con un ajustado margen de 39 votos a favor frente a 34 en contra.

En esta nueva sección de Criminología y Justicia iniciaremos el estudio de la violencia contra los animales y las implicaciones que ésta tiene tanto para los propios animales no humanos como para los humanos. Hemos considerado conveniente que el primer artículo sea destinado a definir qué entendemos por violencia hacia los animales para poner de manifiesto las dificultades que existen para acordar una definición universalmente aceptada.

Dos de los pioneros en el estudio de la violencia hacia los animales, Lockwood y Ascione, empezaron a perfilar una definición del concepto de crueldad y una manera de medirla: “representa un comportamiento objetivable y definible que acontece en un contexto social igualmente definible” (Lockwood & Ascione, 1998: 443). Ascione propuso una definición de crueldad hacia los animales que es la que se utiliza mayoritariamente en los trabajos de investigación: “comportamiento socialmente inaceptable que causa de manera intencional un sufrimiento, dolor o distrés innecesario y/o la muerte del animal”.

alt El Dr. Frank Ascione y la Dra. Núria Querol durante la pasada reunión de expertos de la National Link Coalition en la Denver University.