Paisajes de España e Islandia

Rate this item
(1 Vote)

Asunto: crisis económica, corrupción política y delitos de cuello blanco.


    Ante la gravísima crisis económica que nos asola, ante la multitud de casos de corrupción política que llenan cada día nuestros períodicos y ante los múltiples escándalos financieros de los que tenemos noticia cada día ¿qué pasa en España? Nada, no pasa nada.


   Los gobernantes, lejos de asumir su responsabilidad en el origen, ausencia de diagnóstico y falta de medidas contra la crisis, primero negaron su existencia, luego nos dijeron que era una "desaceleración" y un "ajuste" y después no han hecho nada o todavía peor, las medidas que se han adoptado han venido a castigar las ya marchitas economías domésticas y a premiar económicamente a los bancos.

   El Presidente de la Generalidad Valenciana, acusado de cohecho, se vuelve a presentar a las elecciones y, lo que es peor, las va a volver a ganar.

   Quien fue Presidente de Andalucía durante veinticinco años y actualmente ostenta el cargo de Vicepresidente del Gobierno sigue en su puesto después de descubirse de que dos de sus hijos han hecho y hacen negocios de intermediación entre sus clientes o empresas y la Junta de Andalucía presidida por su padre. En esa misma Comunidad se ha producido presuntamente un desfalco millonario de dinero público amparado y organizado desde el poder encubierto como EREs acordados con los sindicatos.

    El presidente del Consejo de Administración de la Caja de ahorros más importante de Castilla-La Mancha, nombrado a dedo por el poder político, sigue en la calle después de arruinar y llevar a la quiebra a esa entidad financiera debido a una gestión consistente en conceder créditos a sociedades administradas por los propios consejeros o sus familiares y por financiar un faraónico aereopuerto en el que, a fecha de hoy, ni despega ni aterriza ningún avión. Este personaje, no sólo es que siga en la calle, sino que ha tenido la desfachatez de abrir un despacho en la milla de oro de Madrid que tiene como objeto el asesoramiento financiero.

    La Presidenta de la Comunidad de Madrid no se inmuta pese a que se investiga judicialmente si desde su gobierno, con dinero público, se ordenó a una agencia de detectives investigar a sus contrarios políticos, pero a sus contrarios políticos de su mismo partido.

    El Presidente del Banco más importante de España se permite el lujo de aconsejar al Presidente del Gobierno sobre lo que tiene que hacer, y el Presidente, supuestamente de izquierdas, le hace caso.

    El Presidente del Congreso de los Diputados, a quien no se le conoce otro oficio que el de político en los últimos treinta y dos años, ha amasado un millonario patrimonio del que se ha negado a informar sobre su origen. Este personaje, que también dice que es de izquierdas, tiene como mejores amigos a los obispos y a los promotores.

   El promotor inmobliario que se jacta de no haber leido un libro en su vida, después de iniciar la ejecución de una mastodóntica urbanización en medio de ninguna parte, abandona la promoción, dice que se va a Angola a seguir con sus negocios y deja el término municipal de Seseña repleto de cemento y gruas y adornado con una estatua de sí mismo en un proyecto de plaza.

   El Fiscal General del Estado sólo persigue los supuestos delitos cometidos por miembros de la oposición. Los imputados a miembros del partido del gobierno, sencillamente no existen para él.

   Los ciudadanos seguimos tranquilos en nuestras casas sin hacer otra cosa que asombrarnos ante semejante panorama y manifestar en las encuetas que a quien queremos votar en las elecciones es.... a Belén Esteban.

     Nos trasladamos a Islandia. Ante una crisis que no alcanza ni mucho menos en su gravedad a la de España, los ciudadanos se echaron a la calle, el Gobierno dimitió en pleno, se convocaron elecciones, se está modificando la Constitución y los presidentes de los principales bancos han sido detenidos e ingresados en la cárcel. ¡QUÉ ENVIDIA!
   

Last modified on Thursday, 27 September 2012 20:22