Las medidas de seguridad en los desfiles de carrozas

Rate this item
(0 votes)

No hace mucho, durante el desfile de carrozas de las Fiestas Patronales de Molina de Segura, una frágil niña de 8 años era atropellada por una carroza, y digo carroza para que usted lo entienda porque menos carroza es de todo. Son verdaderos camiones pesados, lobos disfrazados de cordero, que circulan a baja velocidad por las coloridas calles de la ciudad. A bordo de estas carrozas parece que se pierde el respeto, la educación y el límite en la ingesta de alcohol. La excusa es la misma siempre “estamos en fiestas”, como si ese fuese el motivo que evita que mueras por intoxicación etílica o por accidente de tráfico. ‘Nunca pasa nada’ o eso cree la gente, porque sí que pasa.

Preocupante me parece el tema de la seguridad en los desfiles y cabalgatas. A nivel nacional no hay nada regulado. Si cabe, en el Reglamento de Espectáculos Públicos aparece vagamente -si entendemos que son actividades recreativas- pero nada específico. La normativa de tráfico regula las pruebas deportivas, marchas ciclistas y otros eventos, que precisan autorización administrativa y seguro de responsabilidad civil, pero nada para estos desfiles. Es a nivel local, en cada municipio, donde se regula en base a reglamentos internos de las federaciones o peñas organizadoras e incluso a través de ordenanzas municipales. No sé a usted, pero a mí no me vale. Creo que debería existir una ley a nivel nacional, máxime cuando estamos en este país que lo tiene todo tan regulado.

Propongo una ley nacional que exija una serie de medidas obligatorias a los ‘carrocistas’, como puntualidad, ocupando el lugar que les corresponda, siguiendo las directrices de la organización, no demorando el normal discurrir del desfile. Sobre los vehículos que llamamos carrozas, que los daños o responsabilidades que pudieran causar sean cubiertos siempre por seguros obligatorios, salvo casos de negligencia que será la peña la que responda. Contar con toda la documentación en regla, conductor con permiso de conducir en vigor y recordando que no puede conducir bajo la influencia del alcohol, psicotrópicos, drogas tóxicas o estupefacientes. Todo esto será comprobado por los agentes de la autoridad antes de la salida. Desde los vehículos no se deberán arrojar objetos o líquidos a los espectadores cuando pueda ser peligroso. Y lo más importante, la protección del perímetro del vehículo será controlado por personas de la organización o voluntarios de Protección Civil que tendrán como misión evitar que los espectadores se acerquen. Además, unas barreras laterales hasta el suelo para evitar que el público se meta debajo del camión.

¿Llegará esta propuesta al Congreso de los Diputados? ¿Se regularán las medidas de seguridad en los desfiles? A ver qué pasa en adelante.

Otro día hablamos del tema del botellón en Molina, ya que los vecinos piensan que la Policía no denuncia porque no quiere. Lo que desconocen es que no hay Ordenanza Municipal que lo prohíba, como sí ocurre en la mayoría de municipios.

Last modified on Monday, 24 September 2012 16:43
Juan Antonio Carreras Espallardo

Policía Local, criminólogo y periodista.

http://www.carris.es/cv/

 

Representante en España de la Academia Mexicana de Investigadores Forenses 

 

Asesor de Seguridad y Tráfico del diario La Opinión de Murcia 

 

Webmaster del área de servicios de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España 'FAPE'

 

Administrador de Criminología y criminalística.

www.carris.es