Los medios de comunicación juegan un papel muy importante en el aspecto comunicativo, no dudamos de su poder, de su capacidad de influencia en el movimiento ciudadano y de educadores. Ellos se encargan de reflejar la sociedad, de ofrecer la información para que sea el público quien decida. Las personas con discapacidad son parte de esa sociedad, nuestra sociedad. Y por eso -los medios- deben reflejar a las personas en esta situación, como algo normal, sin que el término sea lo importante. No nos olvidamos de que en España hay más de 4 millones de personas con discapacidad, y si a esto le sumamos sus familiares, la cifra es de 10 millones de personas que, directa o indirectamente, están relacionadas con la discapacidad. Por tanto, es un público que incrementa nuestra cifra y que ha de ser tenido en cuenta.