Imagine que su hija de 4 años de edad desaparece sin dejar rastro. Usted cuenta su historia a la policía, que convoca una rueda de prensa pidiendo pistas del público. Dos días más tarde, usted es arrestado como el principal sospechoso en la desaparición de su hija. Al ser interrogado por la policía, indican que se convirtió en el principal sospechoso después de los mensajes de Facebook y Twitter que fueron recogidos por los medios de comunicación locales.