Francisco Estrada V.  Entrevista a Anita Goh

Anita Goh es la Coordinadora del Grupo de Trabajo de las ONG’s que han levantado una campaña internacional para que el sistema internacional de derechos humanos de la infancia cuente con un nuevo mecanismo de denuncia de violaciones de derechos de los niños ante el Comité de Derechos del Niño. Esto se hará a través de un nuevo (el Tercero) Protocolo Facultativo, es decir, un tratado internacional de derechos humanos anexo a la Convención de Derechos del Niño. Hoy sabemos que el Protocolo Facultativo será adoptado el próximo lunes 19 de diciembre en la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York. El texto es el mismo que fue aprobado por resolución del Tercer Comité en noviembre.

Según el Consejo de Europa –organismo ajeno a la estructura de la Unión Europea que se creó en 1949 y que reúne a todos los países del Viejo Continente excepto a la habitual oveja negra: Bielorrusia– el término grooming que en inglés significa, literalmente, acicalamiento, ofrece una segunda acepción en el ámbito penal donde hace referencia a las proposiciones que se realizan a un menor con el fin de abusar de él y de obtener una gratificación sexual. Es el denominado ciberacoso sexual a menores o child grooming.

El primer tratado internacional que reflejó la creciente preocupación por este fenómeno de los abusos sexuales a menores que contactan con adultos mediante los chat de internet o en páginas de juegos on line, citándose posteriormente con ellos, fue el Convenio del Consejo de Europa sobre la protección de niños contra la explotación sexual y el abuso sexual, hecho en Lanzarote el 25 de octubre de 2007.

En su Art. 23, se reguló que cada Estado parte del convenio adoptará las medidas legislativas o de otro tipo que sean necesarias para tipificar como delito el hecho de que un adulto, mediante las tecnologías de la información y la comunicación, proponga un encuentro a un niño que no haya alcanzado la edad fijada en aplicación del apartado 2 del Art. 18 (cada país determina la edad por debajo de la cual no está permitido realizar actividades sexuales con un niño) con el propósito de cometer contra él cualquiera de los delitos tipificados con arreglo al apartado 1.a) del Art. 18 (realizar actividades sexuales con un niño que, de conformidad con las disposiciones aplicables del derecho nacional, no haya alcanzado la edad legal para realizar dichas actividades)o al apartado 1.a) del Art. 20 (producción de pornografía infantil), cuando a dicha proposición le hayan seguido actos materiales conducentes a dicho encuentro.

España firmó el convenio en marzo de 2009 y, un año más tarde, adoptó las primeras medidas legislativas. En la exposición de motivos de la Ley Orgánica 5/2010, de 22 de junio, por la que se modificó el Código Penal de 1995, el legislador explicó las dos razones por las que introdujo un Capítulo II bis en el Título VIII del Libro II de nuestro texto punitivo:

Primero, porque en los casos de delitos sexuales cometidos sobre menores, resulta indudable que el bien jurídico a proteger adquiere una dimensión especial por el mayor contenido de injusto que presentan estas conductas, que lesionan no sólo la indemnidad sexual (derecho a no verse involucrado en un contexto sexual sin un consentimiento válidamente prestado) sino también la formación y desarrollo de la personalidad y sexualidad del menor; de esta forma, España trasponía a nuestro ordenamiento jurídico la Decisión Marco 2004/68/JAI del Consejo, de 22 de diciembre de 2003, relativa a la lucha contra la explotación sexual de los niños y la pornografía infantil, con la que la Unión Europea aproximó la normativa de los Estados miembros introduciendo un marco normativo común en este ámbito en materia de tipificación penal, sanciones, circunstancias agravantes, asistencia a las víctimas y competencia; y

Segundo, porque la extensión de la utilización de Internet y de las tecnologías de la información y la comunicación con fines sexuales contra menores ha evidenciado la necesidad de castigar penalmente las conductas que una persona adulta desarrolla a través de tales medios para ganarse la confianza de menores con el fin de concertar encuentros para obtener concesiones de índole sexual. Como indicó expresamente el legislador, el nuevo Art. 183 bis del Código Penal introdujo el internacionalmente denominado «child grooming» –ciberacoso sexual a menores– previéndose además penas agravadas cuando el acercamiento al menor se obtenga mediante coacción, intimidación o engaño. La redacción de este precepto establece que: el que a través de Internet, del teléfono o de cualquier otra tecnología de la información y la comunicación contacte con un menor de trece años y proponga concertar un encuentro con el mismo a fin de cometer cualquiera de los delitos descritos en los Arts. 178 a 183 y 189, siempre que tal propuesta se acompañe de actos materiales encaminados al acercamiento, será castigado con la pena de uno a tres años de prisión o multa de doce a veinticuatro meses, sin perjuicio de las penas correspondientes a los delitos en su caso cometidos. Las penas se impondrán en su mitad superior cuando el acercamiento se obtenga mediante coacción, intimidación o engaño.

Conclusiones Finales

 

En los últimos cinco años han sido detenidas en España más de 1.200 personas por pornografía infantil en Internet.

Sólo este año ya han sido arrestadas 511, y hay además 189 imputadas.

Del millar de pederastas que fueron detenidos entre 2007 y 2005, sólo una treintena acabaron en la cárcel.

En 2006 se llevaron a cabo 15 grandes operaciones contra este delito; en 2007, 18; en 2008 van ya 26.

Entre 2005 y 2007 el número de casos de pornografía infantil creció un 150%: en 2005 se investigaron 135 casos, y en 2007, 341.

De los 341 casos de pornografía con menores detectados el año pasado, 313 fueron cometidos a través de Internet o las nuevas tecnologías.

La pedofilia o paidofilia (del griego παιδοφιλια y éste de παιδοσ paidós o παις país, 'muchacho' o 'niño' y φιλια filia, 'amistad') es la inclinación de las personas a sentir una atracción sexual primaria hacia niños prepúberes.

Es una cronofilia, es decir, una parafilia en la que la edad del sujeto es discordante con la edad del objeto de la atracción sexual.

La Real Academia Española prefiere "paidofilia" (etimológicamente más correcta) sobre "pedofilia", si bien esta segunda forma es más usada.

Pedófilo es el adulto que se interesa amorosa o sexualmente por niños o preadolescentes, es decir, aquellos que aún no han tenido el despertar sexual. Podría ser un adulto hombre o mujer, interesado por niños o niñas (desde bebés hasta preadolescentes).
Hay una variedad distinta de la pedofilia, la hebofilia, en que el adulto se interesa por adolescentes, aquellos que ya han tenido el despertar sexual pero aún no son adultos. Un hebófilo no se interesa por niños pequeños.

La joven sevillana Marta del Castillo. Los imputados no revelan el paradero del cadáver.

Asistimos a sucesos espeluznantes, casos sin explicación, cometidos por niños, que en ocasiones son verdaderas bestias del delito.

Falta de valores apuntan algunos o quizá, valores equivocados. Uno de los episodios más violentos en la región de Murcia ocurría este año en Lorquí, un joven golpeaba a una chica con una plancha en la cabeza, hasta el punto de llegar casi a matarla, sin explicación, sin sentido.

Tomás Montero  entrevista a Ricardo Pérez-Luco

 

Ricardo Pérez-Luco Arenas es la cara visible del proyecto “Estrategia ecosistémica especializada de intervención diferenciada para la integración psicosocial de adolescentes infractores de ley” que desde 2008 ha venido gestándose, y que ha tenido en 2011 su gran puesta en escena a nivel internacional, con la organización de dos seminarios en Temuco y Santiago y un workshop en Pucón, consiguiendo juntar en Chile a destacados profesionales de Norteamérica, América Latina y Europa.
Es psicólogo de profesión y está dedicado a la docencia, impartiendo sus enseñanzas desde 1989 en la Universidad de La Frontera (UFRO), una de las cinco Universidades más prestigiosas de Chile.

Pasadas unas semanas de la vorágine que supuso la organización de esos macro eventos, nos hemos sentado con él a recordar y reflexionar sobre el camino que ha seguido el proyecto.

  • Ofrecía a otros pederastas que mantuvieran relaciones con ellos a través de foror de Internet
  • Los menores tenían entre 3 y 6 años cuando el agresor, que utilizaba como usuario de e-mail el alias Cooldaddy, cometió los hechos
  • Tres grupos de trabajo dirigidos por la Brigada de Investigación Tecnológica fueron cercando al autor tras analizar minuciosamente el vídeo, después de que la Embajada alemana en España alertara de su existencia
  • La rigurosa y diligente investigación se ha centrado en la comisión de las agresiones, la producción y montaje de los vídeos y la distribución en Internet, analizando la cadena completa del delito

Fuente: Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil

 

La Fiscalía de Menores advirtió ayer sobre la proliferación de los casos de sexting entre los menores de edad, consistente en el envío de imágenes a través de móvil o Internet con contenido sexuales, y de la sextorsión, chantaje que se hace a la persona que aparece en dichas imágenes. La fiscal Gema García considera funamental denunciar estos casos, donde habitualmente la víctima suele ser una niña y el autor un joven de 14 o más o un adulto.

  •             Tomás Montero nos presenta la primera de una serie de entrevistas realizadas en su estancia en Chile  el pasado mes de abril.

  • Rolando Melo Latorre es el actual Director del Servicio Nacional de Menores de Chile (Sename), cargo en el que lleva escasos seis meses.

Rolando es titulado en la Universidad Diego Portales, magíster en Derecho Penal y Ciencias Penales por la Universidad Católica de Valparaíso, tiene experiencia laboral en la Corporación de Asistencia Judicial de San Miguel, fue fiscal adjunto en la Región de la Araucanía y en 2003 pasó a la Fiscalía Regional de Valparaíso, donde fue fiscal adjunto jefe en la Fiscalía Local de Viña del Mar.

Tuve ocasión de conocerle personalmente en el mes de abril. Es una persona que transmite confianza y seguridad en lo que hace y siempre parece ir un paso por delante, denotando que sus decisiones no son fruto de las urgencias del momento sino de una pausada y profunda reflexión. Hoy ha accedido a hablarnos de su experiencia al frente del Sename.

Page 2 of 2