La enésima de la SGAE

July 02, 2011 4522
Rate this item
(1 Vote)

Vaya por delante algo fundamental: ante todo, se debe respetar la presunción de inocencia sobre los directivos detenidos de la SGAE. Por mucho que las prácticas de esta organización hayan rozado la desverguenza una y otra vez, no se debe caer en la tentación del juicio precoz al que ya nos hemos acostumbrado cada vez que nos topamos con un proceso judicial en el que hay implicado algún alto cargo ya sea del ámbito público o privado.

Dicho esto, y sea cual sea el final de esta historia, es extraño que hayan surgido varias voces que se muestren sorprendidas por lo sucedido. Era de esperar teniendo en cuenta su especial sistema democrático, más propio de una sistema feudal que de una organización del siglo XXI. Su modo de asignación de votos y las posibilidades de participación que tienen los socios de la SGAE nos indica hasta qué punto su sistema favorece que se forme una cúpula que sea capaz de controlar y renovar con relativa facilidad su cargo.

Dos son los pilares en su peculiar sistema de votación, que Ignacio Escolar explica con claridad: "el sistema de voto de la SGAE es tremendamente complejo, diseñado para que sólo los autores y editores que generan ingresos puedan controlar la entidad. La SGAE tiene ya casi 100.000 socios registrados –96.959 según la memoria del año 2009–, pero sólo una minoría, unas 6.000 personas, puede votar. Todos los autores son iguales, pero algunos más que otros: en función de los ingresos del año anterior, tienen derecho a uno, dos, tres o hasta cinco votos “temporales”, según unas tablas para autores y editores que cada tanto se actualizan." (Enero 2011, Diario Estrella Digital).

Así, son aquellos que generan más beneficio, es decir, aquellos que van de la mano de la industria buscando el beneficio por encima de la calidad del producto los que tienen mayores posibilidades de adquirir derechos. Es evidente que este sistema lleva a dejar sin voz a aquellos que apuestan por una cultura que opta por crear una obra que no sea tan comercial.

Pero esto no es todo, ya que otro detalle en el sistema de asignación de votos es el que promueve que los que manejen el cotarro sean los de siempre. Citando nuevamente a Ignacio Escolar, este nos indica que "existen los votos permanentes, que se acumulan a lo largo de la carrera de cada socio en función de los derechos recaudados y que pueden llegar, en total, hasta 20 por cada categoría. De ese modo, hay autores que no votan, autores que tienen un voto y autores (o editores) que alcanzan a sumar decenas de votos en una sola mano. Sólo los socios con cinco votos permanentes se pueden presentar. Este sistema, sumado a la baja participación, hace que la decisión final sobre quién manda en la SGAE la suelan tomar apenas 700 personas: el 0,7% de los socios." (Enero 2011, Diario Estrella Digital)

¿Y después de todo esto alguien se sorprende de que, teniendo en cuenta que el sistema favorece que unos pocos puedan anclarse fácilmente en la cúspide de la organización, hasta ahora no se haya dado ningún caso de presunta desviación de fondos?

A mí, sinceramente, lo que me sorprende es que a alguien le sorprenda.

Last modified on Sunday, 23 September 2012 15:48
Jose Servera

Analista de entornos laborales. Director del Grupo Criminología y Justicia.

Mi experiencia profesional: Desde la finalización de mis estudios universitarios en 2009, mi experiencia profesional se ha basado fundamentalmente en la creación de proyectos personales, algo que se gestó por necesidad pero que se ha convertido en una adicción. Así, el primer proyecto fue Criminología y Justicia, la primera revista digital con contenido criminológico-jurídico en español. Tras esa primera experiencia enriquecedora han surgido entonces diferentes proyectos todos ellos enfocados al ámbito de la difusión de contenidos criminológicos dando lugar desde entonces a Criminología y Justicia MéxicoCriminólogos.euJobooksCrimibooks y ahora Anomics. En 2013 la Sociedad Mexicana de Criminología Capítulo Nuevo León me invitó a participar por primera vez en un congreso en México. A partir de ahí, he impartido charlas como “Emprendimiento Criminológico",“¿Tengo futuro como criminólogo?" y “Problemas y oportunidades de la aceleración tecnológica en criminología". También ha participado en diferentes jornadas de criminología en España, todas ellas relacionadas con la inserción laboral del criminólogo. Compagino además la creación y gestión de proyectos trabajando como tutor de grado de criminología en la Universitat Oberta de Catalunya. La primavera de 2014 publiqué mi primera obra, “Emprender en criminología", que llegó a situarse en el top 100 de ventas de Amazon y que puedes descargar gratuitamente en antitrabajo.com.

antitrabajo.com