4 años avanzando hacia el reconocimiento social del criminólogo

May 04, 2015 5269
Rate this item
(0 votes)

Este fin de semana esta página cumplió ni más ni menos que cuatro años. Casi 1200 artículos y más de 80 autores han pasado por aquí en todo ese tiempo. Y como ningún año es igual a otro, este se puede decir que es claramente el del rejuvenecimiento de “Criminología y Justicia”. Cuando iniciamos la andadura era con cierta diferencia respecto a los demás colaboradores la persona más jóven (26 años). 

Sin embargo, ahora, además de peinar canas a ritmo vertiginoso, son muchos los autores que no alcanzan ni siquiera los 25 años de edad. Esto es fácilmente explicable: son cada vez más los jóvenes criminólogos que salen del grado o licenciatura con ganas de aportar su perspectiva a partir de lo aprendido. Por ello, a lo largo del último año no han sido pocos los jóvenes criminólogos, algunos de ellos todavía estudiantes, que han participado de manera entusiasta con diferentes artículos: Noelia Aranda, Maite Flores, Bernat Vivolas, Marina Gutierrez, Pau Jordán, Carla Pérez, Carla Jabaloyas, Juan Martín-Rayo, Cristina Ferrera, David Montero, Irune González, Paz Velasco, José María González, Adrian Silva o Carlota Barrios son solo algunos de los ejemplos que garantizan que habrá criminólogos dando guerra en los próximos años. Y como consecuencia directa, este espacio seguirá nutriéndose de las aportaciones de estas nuevas generaciones que vienen con más fuerza que nunca.

Como consecuencia de este rejuvenecimiento es de esperar que desde Criminología y Justicia nos hayamos adentrado profundamente en las preocupaciones que surgen dentro de nuestro sector en cuanto al futuro profesional. Nos hemos convertido no solo en un lugar donde abordar la criminología con un sentido divulgativo y crítico, sino que también nos hemos conformado como mesa de debate en toda la problemática laboral y del futuro de la criminología. El mejor ejemplo de que nos hemos mojado sin miedo probablemente fue el 10 pasos para no ser criminólogo de David Buil, que no estuvo exento de polémica por lo provocativo del mismo pero que acumula ya más de 15.000 visitas.

Probablemente el hecho de que nos hayamos implicado en las preocupaciones del sector, sumado a la independencia con la que seguimos trabajando, han ayudado a que el número de visitas haya aumentado un 31% respecto al mismo periodo en el año anterior, además de contar con un 35% más de lectores. Y si lo comparamos con cifras del primer año, las páginas vistas se doblan, y los lectores se han triplicado. Datos muy positivos que nos animan a seguir adelante con una iniciativa que no me canso de repetir que empezó con un objetivo muy modesto pero ha ido creciendo con la inercia propia que proporciona la energía de la disciplina. El crecimiento de publicaciones online similares a la nuestra da buena cuenta de algo inevitable: la criminología tiene mucho que decir, y los criminólogos tienen muchas ganas de que su voz alcance a ser escuchada por todos. Cada vez serán más los proyectos que sean capaces de generar un nuevo espacio que expanda nuestra figura, y lo que hasta ahora requería de mucha fuerza de voluntad y no contaba con demasiado apoyo, cambiará a una situación donde muchas cosas se pongan probablemente a nuestro favor.

Desde aquí seguiremos el tiempo que haga falta, siempre que desde el sector se nos considere útiles, siempre que veamos que todavía tengamos que aportar, y con ganas de formar parte de esta historia que es de todos.

No quería dejar de agradecer el apoyo fundamental de Guillermo González y David Buil, ya que es principalmente gracias a su trabajo que, junto con la colaboración de todos los autores, ha sido posible cumplir el cuarto año de vida.

¡Y que vengan muchos más!

Jose Servera

Analista de entornos laborales. Director del Grupo Criminología y Justicia.

Mi experiencia profesional: Desde la finalización de mis estudios universitarios en 2009, mi experiencia profesional se ha basado fundamentalmente en la creación de proyectos personales, algo que se gestó por necesidad pero que se ha convertido en una adicción. Así, el primer proyecto fue Criminología y Justicia, la primera revista digital con contenido criminológico-jurídico en español. Tras esa primera experiencia enriquecedora han surgido entonces diferentes proyectos todos ellos enfocados al ámbito de la difusión de contenidos criminológicos dando lugar desde entonces a Criminología y Justicia MéxicoCriminólogos.euJobooksCrimibooks y ahora Anomics. En 2013 la Sociedad Mexicana de Criminología Capítulo Nuevo León me invitó a participar por primera vez en un congreso en México. A partir de ahí, he impartido charlas como “Emprendimiento Criminológico",“¿Tengo futuro como criminólogo?" y “Problemas y oportunidades de la aceleración tecnológica en criminología". También ha participado en diferentes jornadas de criminología en España, todas ellas relacionadas con la inserción laboral del criminólogo. Compagino además la creación y gestión de proyectos trabajando como tutor de grado de criminología en la Universitat Oberta de Catalunya. La primavera de 2014 publiqué mi primera obra, “Emprender en criminología", que llegó a situarse en el top 100 de ventas de Amazon y que puedes descargar gratuitamente en antitrabajo.com.

antitrabajo.com