Ayer se cumplieron 3 meses desde el inicio oficial de esta publicación, el pasado 2 de mayo. El catálogo de artículos presentados a estas alturas es, con tan poco tiempo en marcha, abrumador.   Probablemente  ni siquiera las mejores expectativas podían preveer una adaptación al panorama digital tan rápida. Cuando, en septiembre de 2010, se planteó como uno de los objetivos de la Sociedad Criminológica Balear la creación de una revista era impensable que pudiera llegar a alcanzar la magnitud que ha ido alcanzando. Se llegó a realizar incluso un número de muestra que por su escaso atractivo no consiguió captar ningún interés en aquellos a quienes se expuso. Aquello queda ahora como un panfleto casi prehistórico que quizá algún día muestre en esta diario, pero que conservo con cariño por ser el antecedente directo de este CyJ digital (en aquel momento elaborar un proyecto íntegramente en red ni siquiera se había planteado).