No es plato de gusto

Rate this item
(0 votes)

Con la colaboración de Luis Borrás Roca

Hace un poco más de un año, publiqué un artículo titulado “Asesino y Caníbal: ¿podría ser peor?”. En dicho artículo explicaba los tipos de canibalismo y mencionaba a algunos de los más conocidos caníbales como Sagawa, Fish o Meiwes. Todos ellos cuentan con el dudoso honor de encontrarse en la lista de caníbales más famosos de la historia del crimen.

Issei Sagawa

Albert Fish

Armin Meywes

 

 

 

 

 

Ahora bien si hablamos de Brandon de León, Ruby Eugene o Luka Rocco, nos encontramos ante nombres desconocidos hasta hace muy poco y que han saltado a la palestra por su horrible similitud con los anteriormente nombrados.

En menos de seis meses una oleada de casos relacionados con el canibalismo nos está dejando atónitos, sobre todo, por el crecimiento alarmante de su práctica criminal.

En enero de éste mismo año, en Florida (Estados Unidos de América) Lincoln Smith habría atacado al hombre con un hacha, con la que le rompió el cráneo en pedazos. Luego, según testimonios y la investigación policial, se comió un ojo y parte del cerebro en un cementerio cercano.

 Lincoln Smith

 

En marzo, en Madrid, la Policía Nacional, investiga a una banda dela Mafia Serbia que actúa en España denominada los Tigres de Arkan y que practican canibalismo con sus víctimas.

En el mismo mes, en Rusia, Alexandre Bischkov un hombre que ha admitido haber matado al menos a seis personas antes de comer sus corazones e hígados, según han revelado los medios aunque la Policía Rusa cree que han podido ser más las víctimas de éste moderno y desconocido asesino en serie.

Alexandre Bischkov

Mayo, Miami, Ruby Eugene murió abatido por un policía, después de que se abalanzara desnudo contra otro hombre, en un paso peatonal del viaducto McArthur en el centro de Miami. El “caníbal” le arrancó totalmente la cara con sus dientes, comió parte de los pómulos, la nariz y un globo ocular.

Ruby Eugene abatido a tiros por la Policía junto a su víctima

Un policía intentó impedir que siguiera atacando a la victima y le disparó en la pierna. Pero no fue suficiente para detenerlo. Eugene se giró hacia el policía, gruñó algo y siguió masticando la carne humana, según un testigo identificado como Larry Vega. El agente terminó por abatirlo con seis disparos.

Junio de 2012, Estados Unidos de nuevo, Charles Baker 27 años, Florida, ataca a un hombre mordiéndole e ingiriendo el trozo de brazo que le arranco de una dentellada.

En Miami, también en Junio, tras ser detenido y cuando estaba siendo conducido a la comisaría por proferir insultos en un bar, el joven de 21 años Brandon de León golpeó con su cabeza el cristal separador del vehículo gritando “os comeré”. Al llegar a la comisaría comenzó a gruñir como un animal y trató de morder a un agente en la mano. Los agentes sólo pudieron detener el ataque con una máscara antimordeduras y atándole las piernas.

Brandon de León, en su foto policial

Uno de los casos más mediáticos es el de Luka Rocco, actor porno, que descuartizó a su pareja Lin Jun en Montreal. Rocco que se autodefine como Asesino en Serie Necrófilo, envió varios trozos de su víctima a escuelas de Vancouver y sedes de partidos políticos, amen de haberse comido otros trozos según sospechas policiales.

Tras éste angelical rostro, se encuentra un despiadado asesino

Estos, son solo algunos de los casos más destacados en los últimos seis meses, pero además de los aquí mencionados someramente, existen otros que hacen del canibalismo, una práctica criminal merecedora de estudiar, la cual abre un debate: La antropofagia, esa terrible y despiadada parafilia ¿se está convirtiendo en una “moda”?

He pedido la opinión de Luis Borrás Roca, autor del Libro Asesinos en Serie Españoles, Psiquiatra, Médico Forense (actualmente en excedencia), Profesor de Medicina Legal en la facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona y Profesor del Instituto de Criminología e Investigación Privada de la Ciudad Condal.

Cuando pregunto al Dr. Borrás si existe alguna patología asociada al canibalismo, él contesta: Dejando aparte el canibalismo cultural o por costumbre social, hay otro tipo de canibalismo que se asocia a la patología, ya sea de la esfera sexual o bien puede darse también en personas con enfermedades mentales graves que se acompañan de deterioro cerebral (alcoholismo crónico, demencias, psicosis esquizofrénicas en estado residual). En el caso de las patologías sexuales, el caníbal busca dañar al otro o poseerlo comiéndoselo. Hay un componente de excitación sexual, casi siempre sádico y agresivo. En segundo supuesto, es decir, en personas con demencia o deterioro cerebral, el canibalismo se produce por confusión, por falta de entendimiento, puesto que el afectado no sabe lo que come, desconoce lo que es un alimento. Se asocia el comer carne humana con ingestión de objetos diversos, tales como tierra, heces, piedras, etc.”

Los últimos casos hablan de estupefacientes de reciente aparición. Su nombre clínico es 'Metilendioxipirovalerona', o MDPV por sus siglas en inglés. En la calle también le llaman “Ola de marfil”, “Cielo de Vainilla”, “Bendición” o “Relámpago blanco”.

Una mujer intentando comerse a su propio hijo por el efecto de la MDPV

Ante una droga como “Las Sales de Baño”, ¿es posible que se active el instinto  caníbal? Borras añade: “Esta droga, de aparición reciente, se ha observado que tiene unos efectos perturbadores de la conciencia, y puede ocasionar delirios y confusión mental. Al mismo tiempo, produce agresividad. La persona intoxicada actúa como si estuviera perturbado mentalmente de forma temporal, mostrando conductas agresivas similares a los dementes, pudiendo atacar a las personas y morderlas; al pasar los efectos de la droga, se vuelve a la normalidad.”

Hemos visto en el caso de Los Tigres de Arkan, la conducta caníbal asociada al poder de determinados individuos de una mafia, pero ¿Hay casos documentados en España que asocien el canibalismo con algún tipo de conducta criminal? El Psiquiatra y Escritor contesta: “Recuerdo el caso de Francisco García Escalero denominado "El Matamendigos" de Madrid. A algunas de las personas a las que mató, les extrajo el corazón y se las comió. Padecía un importante deterioro cerebral, debido a su alcoholismo de larga evolución y a la psicosis crónica asociada. No recuerdo más casos, puesto que el canibalismo no es un trastorno frecuente en nuestro medio, aunque posiblemente en la historia de la crónica negra española se habrá producido alguna otra situación similar.”

Dentro de las conductas psicópatas, los que padecen el llamado Trastorno Antisocial de la Personalidad, destacan los de criminales sexuales: ¿Los psicópatas de tipo sexual tienen tendencias caníbales? “Precisamente los psicópatas son los que son capaces de llevar a la realidad sus fantasías sexuales, puesto que no tienen sentimientos de culpa ni remordimientos y ello hace que no se frenen ante sus apetencias sexuales y las realicen de verdad. Una persona con una tendencia sexual poco habitual (o parafilia) tal como necrofilia, canibalismo, zoofilia, etc. puede llegar a querer tener más elementos para excitarse que un simple pensamiento o una imagen provocadora y puede ser capaz de buscar la realidad, llegando incluso a matar o a lesionar con tal de conseguir su propósitos, puesto no les importa el daño que puedan hacer a los demás.”

Lo que es un hecho constatado es que, bien por las nuevas drogas que proliferan en las calles, o bien por los trastornos de cualquier perturbado, el comer carne humana ha sido y lamentablemente es, una de las parafilias que nos hacen revolver el estomago a casi todos, y a pesar que hablamos de ello, no es plato de gusto para casi nadie.

Last modified on Friday, 14 September 2012 13:51
Javier Campo González

Secretario Nacional de SEIPC - Experto en investigación y elaboración de perfiles criminológicos por el Aula de Formación SEIPC - Psicopatología Forense por el Centro de Psicología Aaron Beck - Especialista en Asesinos en serie por el Aula de Formación SEIPC - Especialista en armamento, balística y cartuchería por el Centro de Seguridad CTF - Perito judicial de investigación forense en accidentes laborales – Perito calígrafo y psicocalígrafo – Master en Criminalistica por la U.P.E. de Málaga - Formación avanzada en Criminología y Ciencias Forenses en diversos cursos universitarios –Dactiloscopia - Actuación en la Escena del Crimen - Director de la Revista EL PERFILADOR de la SEIPC

www.seipc.eu