¿Qué convierte a un policía en corrupto?, me preguntaba un colega mientras charlábamos sobre los altos índices de corrupción e impunidad que reportó en 2014 la Secretaría de la Función Pública en México, y ante la complejidad de la pregunta hubo que hurgar en las intrincadas motivaciones de una persona para ser policía. Resultando que lo conveniente no era preguntar ¿qué convierte al policía en corrupto?, sino ¿por qué una persona es corrupta? Sabiendo que, como cualquier persona, el oficial de policía conforma su personalidad y conducta a través de la esfera bio-psico-social, y por tanto, debe ser estudiado desde la misma perspectiva holística.