La Generalitat Catalana tiene transferidas las competencias en materia penitenciaria, y por ello, hace de su capa un sayo; menuda sandez ahorrar en unas galletitas y un zumo o similar.

El resto de las prisiones españolas, la gran mayoría, carecen de este extra alimenticio: la merienda. Tan solo se reparte el desayuno, la comida y la cena. El que q...

Entendemos que los extranjeros, con o sin papeles, que delincan en España entren en prisión.

Bandas de jóvenes rumanos dirigidas por adultos roban a diario en nuestras ciudades, grupos paramilitares organizados de los ex países del este atracan, secuestran y asesinan impunemente, narcotraficantes provenientes de Latinoamérica introducen grandes al...

“La contradicción de una pena que nace como alternativa a las penas cortas privativas de libertad y que se cumple en prisión”

I.- Requisitos legales que exige la imposición de esta modalidad punitiva.

A tenor de lo previsto en el artículo 37.1 del Código Penal (CP), la pena de localización permanente de cumplimiento en Centro penitenciario se configura como una medida facultativa que el juez sentenciador podrá aplicar cuando concurran los siguientes requisitos:

Son múltiples los artistas musicales que a lo largo de la historia han dedicado algún tema o han hecho mención a la prisión. Algunos con sentido crítico y político, otros con un tono más humorístico explicando historias personales o conocidas, o utilizando la prisión como símbolo, e incluso muchos de ellos con un evidente tono autobiográfico expuesto en la letra de las canciones de forma más o menos explícita.

Lo que viene a continuación es un breve repaso a algunas de esas canciones que han abordado el tema de las prisiones, a nivel tanto nacional como internacional y lo que pretendrían connotar. Dado que el significado de las canciones queda, en muchas ocasiones, en manos exclusivas del propio artista, todo lo que se expone aquí obedece en su mayor parte a interpretaciones de los temas que, por otra parte, pueden ser poco acertados, y por los que espero aportaciones que puedan añadir valor a lo dicho.

Es indudable que los Funcionarios Penitenciarios adscritos al Área de Vigilancia, asumen funciones de Autoridad sobre los internos en un Centro Penitenciario. En este breve análisis, el autor trata de poner de manifiesto las aparentes lagunas legales que sufre esta faceta de la función penitenciaria desde la derogación total del Reglamento de los Servicios de Prisiones de  2 de febrero de 1956.

Este trabajo es fruto del viaje que un grupo de personas realizamos el pasado mes de marzo a El Salvador promovido por la Fundación por la Justicia; organización (sin ánimo de lucro) que se afana en favor de los Derechos Humanos y la Justicia a través de proyectos de formación, sensibilización y cooperación al desarrollo, fomentando valores de Paz y Solidaridad tanto en España como en los países más desfavorecidos de África, Asia y Latinoamérica.

ENTRANDO


Dibujo_el_camino_de_la_droga_entranElla se acerca por la vereda de entrada. Camina junto al grupo de familiares que ingresan a realizar el vis-vis del mes con su ser querido, ese preso que dentro espera ansioso, arreglado, perfumado.

Su andar nervioso la delata. Es habitual. Todos llegan presurosos después de semanas de espera; todos esperan anhelantes después de un tiempo interminable de espera. Sin embargo, el motivo de los nervios que la atenazan no es solo ese; llega cargada. Intuye que no tendrá problemas de entrada, que no le detectarán el regalo, aún así, los nervios la atenazan.

El Art. 18.2 de la Constitución Española de 1978 establece que El domicilio es inviolable. Ninguna entrada o registro podrá hacerse en él sin consentimiento del titular o resolución judicial, salvo en caso de flagrante delito; es decir, que nuestra Carta Magna admite la entrada o el registro de un domicilio en tres situaciones: cuando lo consienta su propio titular, mediante resolución judicial o en caso de flagrante delito. Para el Tribunal Constitucional español, el contenido del derecho a la inviolabilidad del domicilio es fundamentalmente negativo: lo que se garantiza, ante todo, es la facultad del titular de excluir a otros de ese ámbito espacial reservado, de impedir o prohibir la entrada o la permanencia en él de cualquier persona y, específicamente, de la autoridad pública para la práctica de un registro(STC 189/2004, de 2 de noviembre).

Page 4 of 6