Resumen   

Este artículo describe las diferentes perspectivas utilizadas en la explicación de la violencia filio-parental cuando la madre es la víctima más castigada, sobre todo en familias monoparentales, y se discute si es necesario ofrecer una explicación desde una perspectiva de género tanto de este fenómeno como de las hijas e hijos maltratadores. Se han revisado los estudios empíricos acumulados desde los años 70 hasta la actualidad, a partir de las bases de datos: ProQuest Psychology Journals, PsycARTICLES, PsycINFO, Medline, Psicodoc, IME, ISOC, Latindex y Dialnet, así como algunos libros publicados sobre este tipo de violencia. Los resultados sugieren  que es la madre el progenitor más agredido, que los hijos agreden más que las hijas, pero no siempre, que la violencia de las hijas reviste las mismas características que la de los hijos varones y que es en familias monoparentales conformadas por la madre donde ésta es más agredida. No obstante, los resultados no son concluyentes, por lo que debemos ser cautelosos.

 

Palabras claves: violencia filio-parental; madres víctimas de sus hijas; monoparentalidad; perspectiva de género.

“Madre mata a sus hijos por asfixia... Padre decapita a su hija de 18 meses con un cuchillo... Abuelo dispara con una  escopeta de caza a su hijo y nietos... Le da una paliza a su novia por salir  de casa en mini falda dejándola ciega... Marido asesta 72 puñaladas a su mujer embarazada”...

Todo esto son titulares de sucesos trágicos y que casi siempre relacionamos con la violencia de género y/o doméstica.

Nos empeñamos en mantener precauciones al salir a la calle, cuando cerramos la puerta con cerrojo, al no pasar por una calle poco transitada, mas nuestro enemigo potencial vive bajo el mismo techo. Es uno de nuestros familiares. Es nuestra pareja. Tu madre. Tu hijo. Tu novio...