Clarificación conceptual

 

Por violencia se entiende toda acción, amenaza de acción u omisión que causa intencionalmente un daño físico, psicológico, sexual o económico a otra persona.

El género es el rol construido socialmente para el hombre o la mujer a partir de las diferencias sexuales.

La violencia de género es, entonces, aquella forma de violencia que se ejerce sobre la mujer en el marco de su rol social tradicional y que tiende a mantener o incrementar la subordinación de la mujer al hombre.

La violencia de género se da en múltiples contextos. Manifestaciones suyas son la mutilación genital femenina, el acoso laboral, el tráfico sexual o la violencia a manos de la pareja o ex pareja.

La definición de violencia de género puede ser confundida a veces con violencia doméstica y violencia de pareja. La violencia doméstica incluye a todo tipo de violencia ejercida dentro de la unidad familiar, por ejemplo, de padres a hijos y viceversa, entre cónyuges, entre hermanos, etc.

Por violencia de pareja se entiende la violencia perpetrada por cónyuges, excónyuges, novios o exnovios conviviendo o no en la misma casa.

Tanto la violencia de pareja como la violencia doméstica son violencia de género siempre que la víctima es mujer y el agresor es su cónyuge, excónyuge, novio o exnovio.

El presente escrito, una vez aclarados los términos conceptuales, tratará de dar una visión acerca de la percepción  de los  jóvenes acerca de las relaciones de pareja.