Clarificación conceptual

 

Por violencia se entiende toda acción, amenaza de acción u omisión que causa intencionalmente un daño físico, psicológico, sexual o económico a otra persona.

El género es el rol construido socialmente para el hombre o la mujer a partir de las diferencias sexuales.

La violencia de género es, entonces, aquella forma de violencia que se ejerce sobre la mujer en el marco de su rol social tradicional y que tiende a mantener o incrementar la subordinación de la mujer al hombre.

La violencia de género se da en múltiples contextos. Manifestaciones suyas son la mutilación genital femenina, el acoso laboral, el tráfico sexual o la violencia a manos de la pareja o ex pareja.

La definición de violencia de género puede ser confundida a veces con violencia doméstica y violencia de pareja. La violencia doméstica incluye a todo tipo de violencia ejercida dentro de la unidad familiar, por ejemplo, de padres a hijos y viceversa, entre cónyuges, entre hermanos, etc.

Por violencia de pareja se entiende la violencia perpetrada por cónyuges, excónyuges, novios o exnovios conviviendo o no en la misma casa.

Tanto la violencia de pareja como la violencia doméstica son violencia de género siempre que la víctima es mujer y el agresor es su cónyuge, excónyuge, novio o exnovio.

El presente escrito, una vez aclarados los términos conceptuales, tratará de dar una visión acerca de la percepción  de los  jóvenes acerca de las relaciones de pareja.

Según ha informado Europa Press un hombre mató la tarde de este domingo a su mujer degollándola con un cuchillo en el interior de un piso en el  barrio de Portazgo, en Madrid.

El hecho tuvo lugar en torno a las 17:00 horas, cuando los vecinos alertaban de que estaban dándose gritos y discusiones a voces. Varias unidades de la Policía Municipal, Nacional y dotación de Bomberos que procedieron a derribar la puerte para acceder al interior del domicilio.

No nos sorprende cuando oímos noticias del uso de armas de fuego en África, es algo conocido y además bastante extendido. Sudáfrica es el tercer país del mundo en tasa de homicidios por parte de la pareja, (Abrahams, Jewkes y Mathews, 2010). La violencia contra la mujer y la violencia en general es una característica común de la sociedad sudafricana, las armas de fuego están presentes y es fácil que en la mayoría de los hogares sudafricanos haya un arma de fuego. Por el contrario en nuestro país no están permitidas dichas armas, pero también ocurren los asesinatos de mujeres por parte de la pareja, llamados feminicidios de pareja. Pocas son las personas hoy día que se atreven a defender que la violencia de género en los hogares es un problema del ámbito privado.