Clarificación conceptual

 

Por violencia se entiende toda acción, amenaza de acción u omisión que causa intencionalmente un daño físico, psicológico, sexual o económico a otra persona.

El género es el rol construido socialmente para el hombre o la mujer a partir de las diferencias sexuales.

La violencia de género es, entonces, aquella forma de violencia que se ejerce sobre la mujer en el marco de su rol social tradicional y que tiende a mantener o incrementar la subordinación de la mujer al hombre.

La violencia de género se da en múltiples contextos. Manifestaciones suyas son la mutilación genital femenina, el acoso laboral, el tráfico sexual o la violencia a manos de la pareja o ex pareja.

La definición de violencia de género puede ser confundida a veces con violencia doméstica y violencia de pareja. La violencia doméstica incluye a todo tipo de violencia ejercida dentro de la unidad familiar, por ejemplo, de padres a hijos y viceversa, entre cónyuges, entre hermanos, etc.

Por violencia de pareja se entiende la violencia perpetrada por cónyuges, excónyuges, novios o exnovios conviviendo o no en la misma casa.

Tanto la violencia de pareja como la violencia doméstica son violencia de género siempre que la víctima es mujer y el agresor es su cónyuge, excónyuge, novio o exnovio.

El presente escrito, una vez aclarados los términos conceptuales, tratará de dar una visión acerca de la percepción  de los  jóvenes acerca de las relaciones de pareja.

Resumen   

Este artículo describe las diferentes perspectivas utilizadas en la explicación de la violencia filio-parental cuando la madre es la víctima más castigada, sobre todo en familias monoparentales, y se discute si es necesario ofrecer una explicación desde una perspectiva de género tanto de este fenómeno como de las hijas e hijos maltratadores. Se han revisado los estudios empíricos acumulados desde los años 70 hasta la actualidad, a partir de las bases de datos: ProQuest Psychology Journals, PsycARTICLES, PsycINFO, Medline, Psicodoc, IME, ISOC, Latindex y Dialnet, así como algunos libros publicados sobre este tipo de violencia. Los resultados sugieren  que es la madre el progenitor más agredido, que los hijos agreden más que las hijas, pero no siempre, que la violencia de las hijas reviste las mismas características que la de los hijos varones y que es en familias monoparentales conformadas por la madre donde ésta es más agredida. No obstante, los resultados no son concluyentes, por lo que debemos ser cautelosos.

 

Palabras claves: violencia filio-parental; madres víctimas de sus hijas; monoparentalidad; perspectiva de género.

alt

Se presenta un estudio sobre el rol de los animales en la violencia doméstica en el Congreso Anual de la Asociación Americana de Criminología

 

La Comisión de lucha contra la Violencia doméstica y de Género del CAP Valldoreix- Sant Cugat ha iniciado un estudio sobre el rol que ejercen los animales de compañía en el contexto de la violencia doméstica desde el ámbito sanitario.   Estudios previos revelan que el 71% de mujeres que ingresan en casas de acogida informaron que su agresor había herido, mutilado, matado o amenazado a los animales de la familia por venganza o para controlar psicológicamente a las víctimas; El 32% informó que sus hijos habían herido o matado animales.

No nos sorprende cuando oímos noticias del uso de armas de fuego en África, es algo conocido y además bastante extendido. Sudáfrica es el tercer país del mundo en tasa de homicidios por parte de la pareja, (Abrahams, Jewkes y Mathews, 2010). La violencia contra la mujer y la violencia en general es una característica común de la sociedad sudafricana, las armas de fuego están presentes y es fácil que en la mayoría de los hogares sudafricanos haya un arma de fuego. Por el contrario en nuestro país no están permitidas dichas armas, pero también ocurren los asesinatos de mujeres por parte de la pareja, llamados feminicidios de pareja. Pocas son las personas hoy día que se atreven a defender que la violencia de género en los hogares es un problema del ámbito privado.