Delito de estafa o mintiendo a la aseguradora

July 26, 2012 5487
Rate this item
(0 votes)

Muchas son las personas que no dándole importancia, por desconocimiento algunas, por picaresca otras y con intención claramente delictiva y fraudulenta algunas más, entienden el engaño a la compañía aseguradora donde tienen contratados algunos seguros como una forma de sacar “algún dinero de más”, muchas veces sin comprender que esa mala jugada puede salirles muy caro, muchas veces, casi, parece interpretándolo como un juego, un supuesto “juego” de muy malas consecuencias como veremos.

Primero de todo se debe destacar un concepto que mucha gente no tiene muy claro: un seguro que nos asegure un bien, sea este el que sea, está para protegernos de posibles daños o pérdidas que podamos sufrir, para resarcirnos e indemnizarnos por ellas, pero no para aportarnos beneficio, rentabilidad, ni ganancias económicas.

Dicho esto, y a colación con lo caro que puede salir un pequeño (o gran) engaño a nuestra compañía aseguradora, es interesante reseñar casos como el ahora sentenciado por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria. Una sentencia que condena a quince meses de prisión a los tres acusados en la causa por haber acordado fingir un accidente de tráfico entre dos vehículos, cuando en realidad de lo que se trataba era de un mero golpe de un vehículo contra una valla metálica situada en el lateral de la carretera por la que el vehículo circulaba.

Quizá lo más destacable de este caso (más allá de la propia gravedad de cometer un acto delictivo) es por una parte la clara visualización de que se trataba un caso de burda picaresca, y por otra parte, un factor que destaca aún más que la característica que muestra que simplemente se trataba de picaresca burda: el poco beneficio económico que sacaron los condenados.

Así, 98’61€ para los ahora condenados fue el beneficio por asistencias médicas que les abonaron unas aseguradoras. Unas aseguradoras que destaparon el entramado de los condenados dado que sospecharon por los motivos siguientes:

  • El vehículo supuestamente accidentado de uno de los acusados se encontraba en el supuesto momento del falso accidente en Zamora, muy lejos del lugar del accidente, y la localización que quedo probada por un mecanismo de geoposicionamiento telefónico

  • No se comunicó en la llamada a la policía local para advertir del choque que en el mismo se encontraba un segundo vehículo. Acto revelador y relevante, especialmente atendiendo la circunstancia que uno de los condenados era miembro de la policía local y conocía sobradamente la importancia de dar esa información

Estos dos puntos, así como el retraso en la presentación de los partes amistosos junto con la conexión empresarial entre los acusados, y también por la asistencia a centros médicos alejados de sus domicilios donde se encontraban facultativos conocidos, fueron determinantes para imputar, luego acusar y finalmente condenar, a dichas personas en la causa.

Destáquese así la importancia y la trascendencia de lo que algunas personas consideran pequeñas e intrascendentes triquiñuelas y que en realidad son actos delictivos en toda regla y que pueden tener una trascendencia que pueden suponernos un problema de por vida de primer nivel.

 

Más información sobre Marco Esteban

Abogado penalista que pertenece a Esteban Abogados Penalistas, un despacho de abogados penales altamente especializados en Derecho Penal

Tags
Last modified on Friday, 14 September 2012 13:44
Marco Esteban

Abogado penalista perteneciente al despacho Esteban Abogados Penalistas

www.abogado-penalista.es