Estado de la cuestión

El desarrollo de los llamados "smartphones" ha permitido la aparición de las aplicaciones de mensajería instantánea como Whatsapp, Line o Telegram, que, mediante conexión a internet, permiten a los usuarios mantener conversaciones bidireccionales (de persona a persona) o multidireccionales (a través de los grupos). Este tipo de aplicaciones no solo ha provocado que los teléfonos móviles se usen cada vez menos como medio para establecer únicamente conversaciones, sino que también ha tenido su impacto en la esfera de lo jurídico en general y en la esfera de lo penal, en particular.

Las videoconferencias existen para algo. Si funcionan hoy en día en las prisiones, ¿cómo no las utilizan en los juzgados?

Porque gastar por gastar, detener por detener, y mover a la prensa para no declarar… para eso se quedan en casa. También le hubieran podido tomar declaración –que no iba a llevarse a cabo y se tenía conocimiento de ello –en algún...