In Albis

¿SEGUNDAS GENERACIONES NUNCA FUERON BUENAS?

  Es un día cualquiera en Madrid. La gente compra, trabaja, no trabaja, pasea… y los del top-manta corren. Un coche de policía se acerca por la calle Preciados: es hora de echarse la manta al hombro y escapar corriendo. Los ciudadanos honrados suelen dejar pasar tanto a los perseguidos como a los perseguidores. Reina la indiferencia. Mientras esto ocurre, un rutinario control de identidad se desarrolla en el barrio de Lavapiés. Un par de agentes de paisano, en cumplimiento de su deber, pide a varias personas que se identifiquen. La gran mayoría tienen rasgos físicos no europeos: son negros o tienen aspecto árabe u oriental. Algunos de estos ciudadanos son extranjeros sin permiso de residencia en España. Al comprobarlo, los agentes los detienen, acusados de cometer una falta administrativa prevista en la llamada Ley de Extranjería.

I.- Introducción

La constante escalada desde hace años en las cifras de reclusos extranjeros en las prisiones españolas -un 34% de la población penitenciaria-  se percibe como un serio problema, tanto por las especiales necesidades que plantean como colectivo, como por las dificultades de adaptar ciertos aspectos de la ejecución penal a personas que carecen de los vínculos personales y sociales en España que les puedan posibilitar el objetivo de la reinserción social, que pretende el cumplimiento de la pena privativa de libertad.

Zygmunt Bauman plantea que la migración en las sociedades actuales se da desde dos vertientes:

a) Los que migran por placer.

b) Los que migran por necesidad.

Yo sugeriría una tercera, los que son obligados a migrar. 

Conocer el mundo. Foto en París, la torre Eiffel de fondo. Nadar en las cristalinas aguas de la Riviera Maya. Caminar por Barcelona. Beber un mojito en la Habana vieja. Recorrer la inmensidad de Central Park después de un día de shopping por Nueva York. 

Henrik Tham, profesor emérito de Universidad de Estocolmo, ha analizado la relación que existe entre la reducción sistemática de los beneficios de la seguridad social y el crecimiento de la delincuencia.
Si Tham está en lo cierto, y el dúo reducción de beneficios de seguridad social-aumento de delincuencia están relacionados, España en los próximos años a partir del día 1 de septiembre de 2012, aumentará con sus nuevas políticas públicas, factores de riesgo para la comisión de conductas antisociales. 

Entendemos que los extranjeros, con o sin papeles, que delincan en España entren en prisión.

Bandas de jóvenes rumanos dirigidas por adultos roban a diario en nuestras ciudades, grupos paramilitares organizados de los ex países del este atracan, secuestran y asesinan impunemente, narcotraficantes provenientes de Latinoamérica introducen grandes al...

La multiculturalidad puede plantear conflictos de integración con aquellas personas que residen en la Unión Europea pero proceden de países con una tradición que no comparte los mismos valores e ideales del Viejo Continente, como la igualdad entre hombres y mujeres o la prohibición de ocasionar tratos inhumanos o degradantes; esta circunstancia supone que alguien puede realizar una determinada conducta que no constituya delito en su país de origen, pero sí que lo sea en los ordenamientos jurídicos europeos; e incluso, yendo más lejos, que de acuerdo con su criterio, ni tan siquiera considere que su actitud sea incorrecta, ilegal y mucho menos delictiva.

Una vez más, el colectivo de inmigrantes vuelve a ser el foco de atención de cara a unas elecciones. Está claro que es algo que funciona. Al PP en Cataluña la jugada le salió redonda la última vez ganando cinco escaños más que en las anteriores elecciones. Porque todos lo sabemos: los inmigrantes han venido claramente a invadirnos. Diría más aún: los inmigrantes han venido a quitarnos nuestro trabajo. Y encima no contentos con ello saturan nuestros servicios públicos, sobretodo la sanidad y la educación. Y además lo que faltaba, que luego vienen aquí para delinquir, háyase visto tanto morro.  Estas personas son poco menos que despreciables, y en especial los moros que se creen que pueden venir aquí a construir mezquitas y imponer el burka.

EEUU, país con un 30% de población ilegal, lleva varios intentos de endurecer la ley contra la inmigración ilegal en varios Estados, pero hasta ahora no ha tenido éxito. El más sonado precedente fue la famosa ley anti inmigración de Arizona, que finalmente no fue a buen puerto. En esta ocasión, la aprobación de la ley en Florida puede sentar precedentes.