In Albis

Lograr una sanción individualizada para los jóvenes que han cometido su primer delito, conseguir que participen activamente en la resolución del caso y prestar un servicio en favor de la comunidad en la que viven son los tres grandes objetivos que persiguen los Tribunales de Adolescentes, o Teen Courts, de los Estados Unidos. A ciencia cierta no se sabe cuál fue el primer programa que sirvió de base a los demás, pero la National Association of Youth Courts (NAYC) –una federación que reúne a las ONG que gestionan estos planes en 18 Estados de la Unión– considera que pudieron ser el Youth court que comenzó a trabajar en Horseheads (Nueva York) en 1968, o el Youth jury, de Naperville (Íllinois), de 1972.

Los detenidos por distribuir estramonio que acabó el domingo con la vida de dos jóvenes, en una fiesta rave ilegal de Getafe, hicieron el brebaje de esta droga en casa y la facilitaron a los dos fallecidos, al intoxicado grave y a una cuarta persona, de forma gratuita”

Esta es una de las tantas noticias surgidas durante la semana acerca de la trágica muerte de dos chicos muy jóvenes durante esta fiesta.

Desde entonces llevo unos días planteándome una seria pregunta ¿qué está pasando con nuestros niños y jóvenes? Hemos asistido a las revueltas de Inglaterra encabezadas en su mayoría por chicos muy jóvenes, muchos fines de semana nuestras ciudades y locales sufren el vandalismo y para colmo en un intento de pasarlo bien, juegan con su vida peligrosamente.

Los casos de “bullying” que están teniendo lugar durante los últimos años en Estados Unidos, de los cuales muchos han finalizado con el suicidio de la víctima, han motivado que los fiscales y familiares de estos jóvenes acosados en la escuela, reclamen un mayor endurecimiento de las penas para los causantes del maltrato. Igualmente se ha conseguido que los que infringen este daño psicológico y físico a sus compañeros, salgan del anonimato que les proporcionan las paredes de los colegios e institutos, y puedan ser conocidos e identificados por la población general.