Procesos restaurativos como mediación penal en delitos serios: terrorismo

July 19, 2011 11358
Rate this item
(6 votes)

Mantenemos reservas sobre estos temas”, se ha limitado a decir a EFE fuentes de prisiones, que no han querido confirmar ni desmentir la existencia de este programa, en el que estarían participando presos etarras, que ya se habrían desvinculado de la banda terrorista…!- ABC

“Instituciones penitenciarias prefieren no comentar la puesta en marcha de un programa de mediación penal para presos de ETA que se estaría llevando en la cárcel de Nanclares de Oca, para conseguir que los etarras estén dispuestos a pedir perdón a las víctimas si éstas lo aceptan...”

Estos son dos extractos de las múltiples noticias que han surgido estos días acerca de la existencia de un programa de mediación penal con presos de ETA. Como persona que trabaja habitualmente con procesos restaurativos como la mediación en materia penal y como presidenta de la Sociedad Científica de Justicia Restaurativa, me veo en la obligación de valorar esta noticia y matizarla. Realmente llama la atención el secretismo absoluto en un tema tan especial y delicado, cuando debiera ser todo lo contrario. No niego que pueda ser posible procesos restaurativos en delitos serios como terrorismo, al contrario, en diversos lugares del mundo, ya se ponen en práctica procesos restaurativos con delitos muy graves, sin embargo para no frustrar los fines de estos procesos  y no dañar a las víctimas más de lo que se las puede ayudar, se hace necesario tener en cuenta una serie de recomendaciones porque no queremos que algo tan beneficioso para las víctimas y la comunidad fracase y con ello se ponga en peligro el trabajo de todos los que trabajamos habitualmente en la Justicia Restaurativa.

Por eso, con respecto a esta noticia considero que es importante matizar lo siguiente:

I.      Los procesos restaurativos como la mediación penal significan ante todo trabajar y tratar con víctimas. Poner toda la atención en qué ocurre con estas personas que han sufrido un delito y que pueden necesitar de la Justicia tras el trauma que supone ser víctima. Esto es básico y esencial y sin embargo el mayor error de las noticias que han surgido, es que sólo se habla de que están trabajando con terroristas para conseguir que estén dispuestos a pedir perdón…De esto se infiere que el centro de atención del programa restaurativo son los infractores, olvidando por completo a las víctimas, estás han sido consultadas por los diversos medios y han afirmado con cierta inquietud que no las costa que ningún terrorista haya pedido perdón.

II.      En ningún caso, los procesos restaurativos como la mediación penal son exclusivamente acerca de pedir perdón, son procesos algo más complejos, se trata de un proceso de dialogo y comunicación victima/infractor en el que la víctima pueda obtener respuestas, ser reparada en la medida de lo posible del daño causado, para así continuar con su vida superando el rol perpetuo de víctima y dejando de sentirse “humillada”. Se trata de que pasen de ser víctimas a supervivientes, siendo dignas de respeto y consideración. El infractor debe querer de forma voluntaria participar, se trata de un acto voluntario de asunción de responsabilidad (las noticias dicen que “trabajan con ellos para conseguir….” como si estuvieran centrándose de forma exclusiva en ellos, intentando forzar su arrepentimiento, esta intervención centrada en los infractores puede ser importante pero en ningún caso puede llamarse mediación penal)

Los procesos restaurativos como esta mediación penal pueden llevar al infractor a pedir perdón y a la víctima a aceptarlo pero no tiene por qué ser así ,aunque por supuesto para las victimas es algo bueno para la superación de las cicatrices del delito.

III.      Las noticias hablan de que existen presos que estarían participando en el programa pero no habla de víctimas, incluso la asociación de víctimas afirma que no conocen la existencia del programa. Asimismo existe un error importante porque a esta asociación de victimas del terrorismo se la debería no sólo haber tenido en cuenta para la implantación de este programa, sino que se la debería haber informado de forma correcta y exhaustiva de qué es y no es la Justicia Restaurativa. Habla esta asociación de “que la historia de terror de ETA no tiene ninguna legitimación posible, debe ser condenada y esa condena debe ser exigida mayoritariamente de forma pública...” Siento desgraciadamente que tienen un concepto erróneo pensando que Justicia Restaurativa es un proceso privado sin repercusión pública y que por el hecho de participar en procesos restaurativos como la mediación penal se va a legitimar o justificar los delitos de los terroristas.Si se quiere que estas iniciativas funcionen ante todo y para no dañar a las victimas y supervivientes aún más, se las debe explicar que no se trata de justificar los delitos, ni de eliminar la condena pública, se trata de hacer justicia, consiguiendo que estos delincuentes asuman y reconozcan el daño y que precisamente no tenían derecho a causar tanto daño.

IV.      En estos delitos graves sería conveniente seguir iniciativas de países como EEUU. Se trabaja con infractores que han cometido hechos delictivos serios y con grupo de victimas (pueden ser las directamente dañadas por esos infractores o victimas de delitos similares cometidos por otros delincuentes que por el motivo que fuere no han querido participar). Se debe recordar que trabajan con ambos grupos y luego si es posible existen encuentros conjuntos. Por eso la información debiera haber dicho que se está trabajando con terroristas que voluntariamente han decidido participar y con víctimas que también de la misma manera voluntaria, quieren tomar parte en estos procesos. Esta dualidad y la importancia de la víctima como eje esencial es necesaria si queremos considerar que verdaderamente estamos haciendo mediación penal y que esta va a ser buena y beneficiosa para las víctimas y para la sociedad en general.

Para sintetizar hay que decir que hay una serie de pautas mínimas a tener en cuenta para que la mediación penal como proceso restaurativo con terroristas pueda funcionar:

1.     Información del programa, contando de forma clara qué es y no es y teniendo como eje primordial las necesidades de las víctimas, esta información debe hacerse extensiva a todos los medios.

2.     Trabajar con infractores pero por supuesto también con víctimas, no perdiendo la perspectiva de que si el programa las daña o las perjudica, éste se debe abandonar inmediatamente.

3.     La asunción de responsabilidad del terrorista debe ser voluntaria y espontánea, sin presiones y en ningún caso se justificará su conducta delictiva ni se eliminará la sanción penal correspondiente.

4.     Aunque se llame mediación penal, las sesiones conjuntas pueden ser en grupo con terroristas y victimas (no siendo necesario que sean víctimas directas de estos concretos infractores, pueden ser víctimas de otros que por el motivo que fuere no participar en el proceso)

5.     Lo esencial es que estas reuniones puedan ayudar a las víctimas, a superar el delito, no se trata de que olviden sino que recuerden el delito sin amargura, sintiéndose orgullosas de ellas mismas y de haber podido superarlo.

6.     Secundariamente con este programa se intentará que la asunción de responsabilidad del terrorista le convierta en un hombre nuevo, que quiere reintegrarse en la sociedad sin volver a delinquir, todos nos beneficiaremos de esto porque nos sentiremos más seguros y cuando salgan de prisión no se creará la alarma social por su vuelta al mundo exterior (la mediación penal les habrá llevado a muchos al remordimiento).

Last modified on Tuesday, 25 September 2012 09:25
Virginia Domingo

(Burgos, 17 de mayo 1975)

Soy periodista frustrada, estudié derecho, por defecto  y a pesar de todo,  me gustó. Fui durante más de ocho años  Juez Sustituta, lo que me hizo ver la realidad de la justicia y  su falta de humanidad, así llegué en el 2004 a la Justicia Restaurativa. Actualmente soy la coordinadora del Servicio de Mediación Penal de Castilla y León (Burgos) y presidenta del Instituto de Justicia Restaurativa-Amepax ( la entidad que proporciona este servicio). Soy experta y consultora internacional en Justicia Restaurativa. Mediadora Penal y Presidenta de la Sociedad Cientifica de Justicia Restaurativa. Miembro del Comité de investigación del Foro Europeo de Justicia Restaurativa, participo regularmente en las reuniones de este Foro y he ofrecido varias charlas a nivel internacional, asimismo he realizado diversos trabajos de investigación sobre Justicia Restaurativa y mediación en materia penal. Y sigo luchando porque se regule la Justicia Restaurativa como un derecho más para las victimas de cualquier delito con independencia del lugar donde lo sufran.

 

www.justiciarestaurativa.es/