¿Es hora de entonar el "mea culpa"?

August 26, 2011 4318
Rate this item
(5 votes)

Los detenidos por distribuir estramonio que acabó el domingo con la vida de dos jóvenes, en una fiesta rave ilegal de Getafe, hicieron el brebaje de esta droga en casa y la facilitaron a los dos fallecidos, al intoxicado grave y a una cuarta persona, de forma gratuita”

Esta es una de las tantas noticias surgidas durante la semana acerca de la trágica muerte de dos chicos muy jóvenes durante esta fiesta.

Desde entonces llevo unos días planteándome una seria pregunta ¿qué está pasando con nuestros niños y jóvenes? Hemos asistido a las revueltas de Inglaterra encabezadas en su mayoría por chicos muy jóvenes, muchos fines de semana nuestras ciudades y locales sufren el vandalismo y para colmo en un intento de pasarlo bien, juegan con su vida peligrosamente.

Lo primero que me gustaría sopesar es si realmente todo esto es algo nuevo o siempre ha ocurrido, es decir ¿siempre ha existido este desfase en la juventud o quizá ahora es más acentuado? A veces pienso que puede ser debido a que actualmente, estamos más informados de todo lo que ocurre a nuestro alrededor, hay más noticias y a tiempo real, gracias a Internet y a montón de tecnología moderna.

Yo particularmente creo que siempre ha habido vandalismo, desfases de fin de semana fruto de un coctel de descontrol por alcohol y ciertas drogas sin embargo pienso que en la actualidad esto ocurre más a menudo y a mayor escala. Y en parte por eso debemos entonar el mea culpa ¿por qué? En mi opinión los chicos de hoy tienen todo, los damos todo y por consentirlos tanto acaban irónicamente, no teniendo nada y no apreciando lo que tienen. Cuando tenia 12 o 14 años y no me considero una “abuela” cosas como un video o una cadena musical (que de mini tenia poco) eran un premio excepcional por ejemplo por tener buenas notas ahora todos hasta niños bien pequeños tienen mp3, mp4, móvil….y toda clase de aparatos tecnológicos. ¿No será que al tener de todo, estén perdiendo el interés en casi todo? Con esa edad, los de mi generación, todavía jugabamos con muñecas, coches…sin embargo cuando algún viernes o sábado por la tarde me paso por un supermercado veo con estupor niños y niñas de esta edad ,esperando a comprar suministros de bebida para empezar el fin de semana. Sorprenderme no me sorprende porque que tire la primera piedra quien diga que no lo ha hecho también, sin embargo lo que me espanta es cómo se ha adelantado la edad, ¿es que nuestros niños pasan de niños pequeños a adultos sin tener esa etapa intermedia que también tiene su encanto…?

Puede que sea todo fruto de lo rápido que ha avanzado nuestra sociedad en los últimos veinte años, no hay duda que les ha tocado vivir en una sociedad muy moderna pero también muy competitiva y un tanto más dura. No obstante existen una serie de valores culturales y sociales y una educación que los jóvenes no deberían perder y que en ocasiones nos olvidamos de inculcarles.

El primero es la empatía, siempre relaciono empatía con una sociedad mas justa, pero es que realmente es así, si queremos un futuro mejor para nuestros niños y jóvenes, debemos empezar enseñándolos que no se debe hacer a los demás lo que no quieras que te hagan a ti (un ejemplo claro,¿ tenían empatía los jóvenes que ofrecieron estramonio a los chicos?, ¿acaso la probaron ellos? No claro, prefirieron dársela a otros a los que obviamente no vieron como tales seres humanos sino como “conejillos de indias”)

Otro tema referente a la educación y que creo que es importante es que ahora mismo pocos niños y jóvenes saben valorar lo que tienen por cuanto les cuesta poco conseguirlo, no se trata de “torturarlos” pero sin duda sí, de enseñarlos que las cosas no se consiguen fácilmente sino es con esfuerzo y trabajo, así evitaremos futuros adultos deprimidos y frustrados porque no tienen en la vida todo lo que quieren. De nuevo opino que hay que entonar el mea culpa porque todos contribuimos en cierta medida a malcriar y consentir en exceso a nuestros niños y jóvenes , un ejemplo claro cuando es el cumpleaños de un niños automáticamente le bombardeamos con juguetes y toda clase de regalos, que hacen incluso que los niños se cansen de tanto juguete y no los hagan ni caso, como mucho parece que sólo les interesa las consolas y videojuegos ( una gran adicción para la mayoría de niños y no tan niños).

Finalmente otro tema de valores y educación que creo son importantes es que nos dejamos guiar por los extremos y estos nunca son buenos, me explico, hemos pasado del castigo físico, (como ya dije en alguna ocasión de la letra con sangre entra) y de unos padres autoritarios al extremo totalmente opuesto en muchos casos. Reconozco que en más de una ocasión he recibido un cachete bien merecido y a tiempo y por esto no estoy traumatizada ni nada por el estilo, al contrario más bien agradecida. Que los niños tenga un referente de autoridad al que deben respetar, no tiene por qué ser malo sino que les puede ayudar a comprender que hay una serie de normas, valores, pautas de comportamiento que se deben seguir, tanto en casa, como en la calle y en la vida en general ( un ejemplo claro, si en casa no se pueden romper las cosas está claro que en la calle o en cualquier otro lugar tampoco, no hagas lo que no quieres que te hagan a ti o a los tuyos, otra vez la empatia..)

Si queremos ser justos con los niños y jóvenes debemos empezar a pensar que no por darles todo, serán más felices (suelen decir que no es más feliz el que más tiene sino el que menos necesita). Debemos sopesar como queremos que sea el futuro de nuestros hijos, nietos, sobrinos, hermanos…. Lo justo es que les eduquemos proporcionándoles unos valores y una educación basada en la empatia, el dialogo, la comunicación, el esfuerzo…y luego esperemos que sepan aprovechar y apreciar esta educación convirtiéndose en jóvenes sensatos y sanos que aunque cometan errores (todos lo hacemos ya que “errar es de humanos”) puedan aprender de ellos. No nos damos cuenta pero de esta forma podemos prevenir futuros delincuentes, seres antisociales, atormentados y en general podemos así legar para las generaciones futuras si acaso un mundo imperfecto y un tanto injusto pero no peor que en el que hemos vivido nosotros o nuestros padres.

Last modified on Tuesday, 25 September 2012 09:17
Virginia Domingo

(Burgos, 17 de mayo 1975)

Soy periodista frustrada, estudié derecho, por defecto  y a pesar de todo,  me gustó. Fui durante más de ocho años  Juez Sustituta, lo que me hizo ver la realidad de la justicia y  su falta de humanidad, así llegué en el 2004 a la Justicia Restaurativa. Actualmente soy la coordinadora del Servicio de Mediación Penal de Castilla y León (Burgos) y presidenta del Instituto de Justicia Restaurativa-Amepax ( la entidad que proporciona este servicio). Soy experta y consultora internacional en Justicia Restaurativa. Mediadora Penal y Presidenta de la Sociedad Cientifica de Justicia Restaurativa. Miembro del Comité de investigación del Foro Europeo de Justicia Restaurativa, participo regularmente en las reuniones de este Foro y he ofrecido varias charlas a nivel internacional, asimismo he realizado diversos trabajos de investigación sobre Justicia Restaurativa y mediación en materia penal. Y sigo luchando porque se regule la Justicia Restaurativa como un derecho más para las victimas de cualquier delito con independencia del lugar donde lo sufran.

 

www.justiciarestaurativa.es/