Un banquero desfonda un banco, mientras los clientes sufren la perdida, aquél es recompensado con un bono. Celebra tomando margaritas en las costas de la Riviera Maya.  

Un empresario trafica con armas ilegalmente ¿qué es legal en ese negocio? Su hijo se pasea en autos de lujo con su esposa súper modelo, en el asiento de atrás su nieto viaja feliz, es un abuelo consentidor.

Ese mismo día “ejecutan” a un montón de jóvenes, con armas, muy similares a las que aquél comercia, todo por dinero, como el que lava su mejor amigo, un banquero que es accionista de una empresa televisiva, la cual critica la violencia día a día, a la vez que la reproduce sin empacho en sus programas, la difumina con comedias ligeras, mismas en las que actúa el hijo del traficante de armas.

Al margen de los tijeretazos que el Gobierno nos mete en la cartera, para matar nuestra calidad de vida familiar, a los policías (funcionarios) se nos trata de eliminar de múltiples formas durante nuestros quehaceres diarios. A veces a tijeretazos, como el Gobierno, y ahora no lo digo metafóricamente, pues muchos hemos tenido que desarmar a violentos armados con ese instrumento, ¿verdad, Fali Aradas?

Un niño en Chihuahua inhala solventes, la droga de los pobres. Mientras en los picaderos de Tijuana algunos cuantos se clavan agujas para inyectarse la vida.

En las calles de New York un joven fuma crack, vive entre el humo de la irrealidad. No muy lejos de ahí un universitario consume psicotrópicos (cristal, drogas sintéticas, aleaciones farmacéuticas de un mercado de primer mundo) en un rave; hay que sentirse vivo.  

Desde 1791, la segunda enmienda de la Constitución de los Estados Unidos establece que siendo necesaria una milicia bien ordenada para la seguridad de un estado libre, no se violará el derecho del pueblo a poseer y portar armas; pero, tras los magnicidios de los hermanos Kennedy, Malcolm X y Martin Luther King en un periodo muy breve de tiempo, entre 1963 y 1968, el presidente Lyndon Johnson puso en marcha una serie de programas –a los que denominó La Gran Sociedad– entre los que figuró la aprobación de una Ley de Control de Armas [The Gun Control Act (GCA)] de 1968, que prohibió la venta de armas a determinadas personas (prófugos de la justicia, drogodependientes, condenados a penas de prisión superiores a un año, enfermos mentales, etc.), limitó la venta en el caso de que el comprador careciera de licencia de armas y residiera en un Estado diferente al del lugar de adquisición y estableció la obligatoriedad de comprar cualquier arma en un distribuidor autorizado.

Hasta ayer jueves, los ciudadanos mexicanos que se acercaran a la capital han podido canjear sus armas por comida y dinero. La Secretaria de Seguridad Publica del Distrito Federal de México (SSP-DF) en coordinación con la Secretaria de Defensa Nacional (SEDENA) han llevado a cabo la tercera edición del programa de seguridad “Campaña vida sin armas, canje por dinero 2011”, dirigida a la favorecer la prevención del delito y la inseguridad ciudadana del país.

En los anteriores años el balance fue excepcional, se recogieron 3.880 armas a cambio de 11,2 millones de pesos (cerca de 1 millón de dólares). Napoleón fillat es el director de Prevención del delito de la SSP-DF y nos cuenta como en esta edición se espera recaudar otras dos mil armas con el presupuesto de 6 millones de pesos (medio millón de dólares). El incentivo que se obtiene a cambio del arma es una cesta de comida y dinero en efectivo, proporcionando la cantidad entre 200 pesos (17 dólares) y 7.500 (640 dólares).

Según una investigación realizada por Profundo hasta un total de 19 productoras de armas controvertidas fueron financiadas en parte por bancos españoles

El estudio identificó todos los prestamos concedidos desde 2006 a las productoras de armamento. BBVA, la más vinculada con dicha financiación.

Se consideran armas controvertidas las municiones en racimo, armas nucleares, minas antipersonas, las armas de uranio empobrecido y las armas biológicas y químicas

Page 2 of 2