“Una forma de hacer justicia a tiro limpio”

“Ojala hoy fuera jueves y estuviéramos en Baltimore”

(El mayor horror de la historia de la humanidad desde la óptica del Cine)

Dedicado a quienes sufrieron en sus propias carnes la sinrazón de la crueldad humana. 

I.- Líneas argumentales

El derecho a la educación es quizás el más importante de los derechos sociales y, sin duda, uno de los más importantes derechos de la niñez. Es a través de la educación como el ser humano adquiere las condiciones y capacidades necesarias para vivir en sociedad, siendo un factor del desarrollo y progreso de las propias Naciones y ello, porque la educación es una vía muy importante para hacer retroceder la pobreza en el mundo, evitar la exclusión y con ello la explotación de unas personas sobre otras.

En los años 70, el especialista del FBI Robert K. Ressler acuñó el concepto de asesino en serie (serial killer); pero el cine ya nos había mostrado los crímenes de Franz Beckmann cuarenta años antes. El director alemán Fritz Lang y su esposa, la escritora Thea von Harbou –autores de la maravillosa visión de un futuro llamado Metrópoli– se inspiraron en el caso real de los asesinatos cometidos por Peter Kurten y en el trabajo de investigación del periodista Egon Jacobson para crear el personaje de ficción interpretado por el actor Peter Lorre, en el clásico M (por la letra inicial de la palabra asesino –mörder– en alemán), de 1931, al que enEspaña se le añadió el elocuente subtítulo de El vampiro de Dússeldorf.

Mientras la policía actúa bien pero sin obtener resultados; las bandas callejeras de la ciudad deciden perseguir al asesino de niños porque la presencia de tantos agentes en las calles está interfiriendo en sus negocios. La consigna está clara, perseguido por ambos bandos, la policía no tiene pistas para dar con Beckmann y el hampa quiere apagarlo, como una vela. El resultado es una obra maestra del séptimo arte que se rodó con más imaginación que medios en aquella oscura Alemania de entreguerras, anterior al auge de Hitler y el nazismo, para mostrar por primera vez el retrato cinematográfico de un asesino en serie

Las condiciones de la vida en prisión como línea argumental en la Gran Pantalla


Pocas situaciones de la realidad social se han escapado a la mirada del Cine, tampoco lo ha hecho la cárcel, con  todos y cada uno de los tópicos que la rodean. Películas sobre la temática carcelaria hay muchas y muy buenas, dado que la mayoría suelen tener como cualidad innegable la credibilidad de los hechos que narran.