Una interpretación del caso Urdangarin

La imputación del marido de la Infanta, D. Iñaki de Urdangarín, permite abrir muchos debates, no solo jurídicos, sino también político-sociales (y, por qué no, éticos).

Una conducta, “inapropiada” cuando menos, ha abierto el debate sobre la monarquía en España. Resulta irónico que un vasco afincado en Cataluña pueda haber sido el “causante” del mayor daño a la  monarquía en nuestro país, siempre tan cuestionada desde ámbitos nacionalistas, quizá por lo que significa de unidad, como respetada por todos (incluidos éstos) por su brillante papel en la consolidación de la democracia.

El error judicial y el funcionamiento anormal de la administración de justicia. Conceptos jurídicamente distintos 

I.- Introducción

Estos días ha sido noticia en los medios de comunicación el caso de un ciudadano del Puerto de Santa María (Cádiz), que fue condenado a 36 años de cárcel por dos delitos de violación. Con el tiempo los avances tecnológicos permitieron que el ADN descartara que los restos biológicos recogidos en dichas violaciones fueran suyos. En 2009, el Supremo revisó la Causa y anuló las condenas impuestas, declarándole inocente, después de haber pasado en prisión doce años ocho meses y ocho días.

               En tiempos presente podemos pensar que el uso del ADN (Ácido Desoxirribonucleico) en cuestiones forenses, criminalísticas o simplemente personales siempre ha sido rutinario o común. Sin embargo, haciendo una revisión de la historia es importante señalar que esto no fue así. Son muchos los registros de casos que al requerir una prueba de ADN y no poder realizarse por razones personales, económicas o tecnológicas quedaron aparentemente en el olvido.

“El ministro de justicia, Alberto Ruiz Gallardon, no aprecia inconstitucionalidad en la ley de matrimonio homosexual a pesar del recurso de inconstitucionalidad  que el PP presentó ante el Tribunal Constitucional en el 2005 y que sigue pendiente de resolución. En declaraciones a la Ser, Gallardón afirma que en todo caso, el Gobierno esperará a que el Tribunal se pronuncie para actuar en consecuencia pero que personalmente no aprecia causa de inconstitucionalidad”

Otra vez el ministro de Justicia es el centro de atención, por opinar sobre un tema que a todas luces ni es prioritario ni es trascendente para mejorar la justicia, lo malo es que esta vez, ha sido de forma un poco injusta y por tan sólo dar una opinión, aparentemente contraria al partido al que pertenece.

Sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, se podría hablar largo y tendido pero para resumir hay que partir de unas variables: los tiempos y la sociedad evoluciona más rápido que el derecho y vivimos para bien o para mal, en un país democrático de derecho, en el que todos somos libres.

“Los padres de Marta del Castillo estarán este miércoles en Telecinco, en un especial: una sentencia dolorosa. El cuerpo de Marta nunca ha aparecido pero la Justicia ya se ha pronunciado. Nunca una sentencia había provocado tanta polémica y tanto dolor” Así esta cadena lleva varios días promocionando el programa especial sobre la sentencia que condena a Miguel Carcaño.

“El padre de Marta criticó con dureza la sentencia de la Audiencia de Sevilla que condena a Miguel Carcaño a 20 años y absuelve a los otros tres imputados, acusados de encubrimiento”

Estas son algunas de las noticias sobre la sentencia de uno de los casos que más alarma social han creado en España.

 

Año Nuevo, ministros nuevos, incluido nuevo ministro de Justicia, por eso y ante la proximidad de la llegada de los Reyes Magos, me gustaría hacer mi lista de lo que quiero para la Justicia en este año 2012 y por supuesto los siguientes años.

Me gustó la primera afirmación del Sr. Ministro de Justicia, don Alberto Ruiz-Gallardón: “pocas y buenas leyes”, si señor, esto es importante por cuanto de nada sirve hacer mas y más leyes, si luego se regula en exceso haciendo imposible su aplicación o se dejan tantos vacíos legales que al final, no se sabe que se puede o no hacer con esa ley.

Por tanto, en este sentido me pareció interesante su idea, si embargo todo mi gozo en un pozo, cuando escuché otros comentarios.

¿Puede la justicia llegar a parecer justa a los ojos del ciudadano?

Esta pregunta me la hago cada vez que oigo nuevas medidas para la modernización y agilización de la justicia. Soy consciente y sé que el tema es complicado, porque cuando fui juez, enseguida me dí cuenta que hiciera lo que hiciera, nunca las dos partes iban a quedar satisfechas, incluso para más inri, me percaté que ni dando la razón a una de las partes, la gente quedaba contenta.

Aún reconociendo el sopor que puede llegar a generar la lectura de algunos programas electorales, uno se puede topar de vez en cuando con propuestas que, por su particularidad, ya sea positiva o negativamente, por sorprendernos gratamente o por indignarnos, nos acercan a una visión del estado de cosas con el que quizá no nos habíamos planteado encontranos. En la materia que nos pertoca existen preceptos en todos los ámbitos.

Empezando por el de la justicia, nos encontramos con una proposición presentada por España 2000 en su punto 22, en el que exigen "una “ley de legítima defensa” que garantice a los ciudadanos la inmunidad ante los efectos que pudiera tener cualquier respuesta ante los ataques a su integridad personal o patrimonial.",  un concepto en boga unos meses atrás tras la resolución del caso Tous.

Justicia

- Incremento del número de jueces y fiscales.
-­ Reforma del actual sistema de acceso a la carrera judicial y fiscal.
-­ Se establecerá una lista de espera judicial de asuntos, que será pública. La ley determinará qué se considerará como lista de espera judicial excesiva. En esos casos, el titular del juzgado, o tribunal, elaborará un Plan para la reducción de su lista de espera judicial, y la Ley determinará los efectos que el eventual incumplimiento del Plan tendrá en el desarrollo de la carrera del juez y, en su caso, en términos de eventuales sanciones.

Justicia

- Cambio de modelo de la oficina judicial, que la haga eficaz, accesible y transparente para el justiciable, y que asegure la unidad de gestión en todos los órganos jurisdiccionales.
- Reforma del sistema de penas del Código Penal, introduciendo la pena de prisión permanente revisable, la posibilidad de aplicación de medidas de seguridad postpenales, el cómputo de beneficios penitenciarios sobre cada una de las penas impuestas, y una nueva regulación de la multirreincidencia.

Page 4 of 7