“Una forma peculiar de camuflar como bromas lo que son verdaderos delitos”

Estamos en el mes de octubre y con él da comienzo un nuevo curso universitario, que viene acompañado, inexorablemente, de las habituales novatadas. Rituales por los que tienen que pasar los recién llegados al campus universitario. Este año el “acontecimiento” llega acompañado de cierta polémica por la constitución de asociación de padres para erradicar estas prácticas, que pide expresamente la posibilidad de contemplar estos rituales como delitos.

Desde la psicología laboral se describen tres situaciones en las que puede encontrarse una persona en su puesto de trabajo: en una zona de confort, de desarrollo, o de aversión. En la zona de confort el trabajador se siente cómodo y seguro, con tareas rutinarias, conocidas, y capacidad para realizarlas. La de desarrollo  implica hacer algunos trabajos novedosos, partiendo de conocimientos previos pero necesitando formación complementaria o ayuda. Y en la zona de aversión ya estarían trabajos y funciones que sobrepasan nuestra formación y capacidades.

CONSIDERACIONES PREVIAS1

 

No es la prudencia lo que distingue al hombre de la bestia.
Thomas Hobbes

 

La Audiencia Provincial de Madrid condenó a 58 años de prisión a Álvaro I. G., alias Nanysex, al considerarlo autor de cinco delitos continuados de abusos sexuales y de seis delitos de corrupción de menores. Nanysex abusó sexualmente de cinco niños entre 2002 y 2004 en Murcia y en Madrid. Grababa los abusos en vídeo y luego los distribuía por Internet. Obligaba a los niños a practicarle felaciones y se masturbaba en presencia de los menores, aprovechando su trabajo de canguro. También fueron condenados José G. C. (31 años), Eduardo S.M. (14) y a Antonio O.M. (3), que acompañaban a Nanysex durante los abusos. El primero llegó a penetrar analmente a alguna de sus víctimas.

Foto: Pete Souza (Casa Blanca)

Obama ha afirmado en el programa Sixty minutes de la cadena norteamericana CBS que no se publicarán las fotos de Bin Laden.  Preguntado sobre si ha visto las fotografía, afirmó con rotundidad que sí.