A propósito de la historia argentina

El presente trabajo busca abordar el desarrollo histórico a través del cual se configura y articula el ejercicio del poder legal del Estado, su evolución desde la monarquía, el traspaso de la soberanía desde el soberano a la nación, la justificación del Estado de Derecho y las razones de Estado al servicio de la dominación, su evolución y la articulación de los derechos esenciales como fuente y límite a la soberanía, configurando su actual desarrollo (¿realidad o fantasía?) como Estado Servidor de la persona humana, al reconocer como fundamento los derechos esenciales, anteriores y superiores a al propio Estado. Para ello ilustraremos una penosa época de la historia Argentina, donde se utilizó el derecho como un mecanismo de control y clasificación, eminentemente excluyente de los derechos humanos esenciales, dando cuenta como la ley, por ser una construcción social, sino se adscribe a principios puede llegar a ser criminal e incorporando el concepto de justicia a la igualdad de todos ante la norma.

1. Introducción

En el mes de septiembre de 2008, Consulta Mitofsky y la Subsecretaría de Educación Media Superior del Gobierno de México publicaron los resultados de la primera encuesta nacional de exclusión, intolerancia y violencia en escuelas públicas de educación media superior. Fueron interesantes los parámetros de aplicación, pues se efectuó sobre 13 mil 104 estudiantes de nivel superior (de subsistemas federales, estatales y autónomos) a nivel nacional, cuyas edades oscilaron entre los 15 y los 19 años.

Estos días estamos asistiendo a lo que parece una lógica "rebelión" del ciudadano ante la situación del país y la "aparente" incompetencia de nuestros políticos. Se llaman Democracia Real Ya y creo que aparte de grupos antisistemas que se puedan camuflar para cometer sus fechorias, es un movimiento esperanzador para todos, pues significa que seguimos aquí, ¡aún estamos vivos! y podemos hacer algo por nosotros mismos sin ser "manipulados"y/o "utilizados".

Es evidente que todos los países del mundo encierran en su interior corrupción y delincuencia. Los estados totalitarios no lo reconocen, mientras que los democráticos lo asumen e intentan reducirlo hasta niveles razonables; sin embargo las cotas en México han dejado de ser tolerables.

La muerte del terrorista Osama Bin Laden, ejecutada por soldados americanos, y ordenada desde los más altos mandos de la política norteamericana, es un tema de máxima actualidad al igual que de gran controversia: por un lado están los que consideran este hecho como la actuación más brillante en defensa exterior de Obama, y por otro los que creen oportuno reabrir de nuevo la polémica acerca de las “técnicas de investigación coercitivas” que se emplean para extraer a los acusados toda la información que será de especial relevancia bien para capturar presos, localizar enclaves estratégicos o conocer tácticas militares que de otro modo sería imposible averiguar o que al menos llevaría mucho más tiempo siguiendo las medidas convencionales.

 

  •  El Presidente del PNV manifestó ayer en rueda de prensa su indignación con la no validación de candidaturas.
  • Afirma que se ha tratado de una decisión política y responsabilizan al Gobierno de ello.
  • Tras la decisión del Supremo, han suspendido cualquier posible apoyo al Gobierno para sus nuevas iniciativas.

Me gustaría compartir con vosotros la pregunta que me hago habitualmente: ¿realmente somos tan punitivos como parecemos?

En un principio se podría decir que si, efectivamente si miramos a nuestro alrededor sería posible asegurar e incluso afirmar que si pudieramos nuestra ley sería la del talión.

Sin embargo, hay que tener en cuenta una serie de factores, y es que cuando se sufre un delito, automaticamente uno se convierte en víctima y desde ese momento se empieza a pensar como le gustaría a uno que se recordara lo sucedido y lo que sucederá.

Page 3 of 3