“Forjarán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en podaderas. No alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra"

Isaías 2,4

El Master interuniversitario en Diplomacia y Relaciones Internacionales realizado en la Escuela Diplomática del Ministerio de AA. EE. y Cooperación bajo el ámbito universitario de la Universidad Rey Juan Carlos, Complutense, Alcalá de Henares, Carlos III y la Uned, abrieron en mi la semilla germinada en mis primeros años universitarios por la política exterior, capacidades que pude poner en marcha en mi estancia de practicas en la Embajada de España en Túnez año 2008-2009, descubriendo el verdadero eje y paradigma de las relaciones internacionales: EE. UU. La omnipotencia con capacidad de hacer tabla rasa del derecho internacional y establecer un nuevo orden, pero estoy adelantándome en mis hipótesis, este trabajo trata de verificar las hipótesis consistentes en saber si la política exterior de EE. UU. se basa desde ya el siglo XIX en la fabricación del enemigo, en el terror, en un orden internacional hegemónico e imperialista, en el uso de la fuerza, en la guerra preventiva, acción preventiva o legítima defensa preventiva.

Desde hace varios años a la actualidad, se ha visto un incremento en la comisión de hechos delictivos, no sólo en las grandes urbes, sino también en diversas ciudades más pequeñas del interior de nuestro país.

Lejos de que esto pase desapercibido, los medios masivos de comunicación (radio, periódicos, blogs de noticias, televisión) se han hecho eco de este fenómeno en crecimiento, aumentando el espacio dedicado a estos temas en sus distintas producciones. Tal es así, que este aumento de bombardeo mediático dedicado al fenómeno de la criminalidad, por un lado, da cuenta del crecimiento exponencial que ha sufrido este fenómeno en los últimos años; y por otro lado, da cuenta también de que el problema de la criminalidad es un tema candente en las agendas del Gobierno, sea Central, Regional, o Local.

“El control electrónico de la ejecución penal”
 

Resumen: La tecnología y sus avances cada día se están haciendo más presente en todos los aspectos de la vida humana, con el objetivo de mejorar nuestra calidad de vida y facilitarnos nuestra actividad diaria. Este avance tecnológico, como no podía ser de otra manera, también se pone de manifiesto en el sistema penal.

altEn el artículo anterior hacía referencia a los autores que en la década de los noventa comenzaron a estudiar el acoso laboral y a publicar los primeros estudios, así como su influencia para que las legislaciones laborales comenzasen a tenerlo en consideración.


Daremos un salto hasta la actualidad, pues el pasado uno de junio se publicó en el BOE el Protocolo de actuación frente al acoso laboral en la Administración General del Estado.


Es muestra de que las distintas instituciones del Estado, Comunidades Autónomas, Universidades…están incorporando en sus normativas procedimientos legales y protocolos para prevenir y actuar en los casos de acoso.

El 13 de enero de 1996, la niña Amber Hagerman –de tan solo 9 años– estaba montando en bici con su hermano Ricky cuando el niño decidió regresar a casa de sus abuelos, en Árlington (Texas, EEUU), donde la familia estaba pasando el fin de semana, mientras ella se alejó un par de manzanas más para jugar en el aparcamiento de un almacén abandonado; fue allí donde un hombre la secuestró, metiéndola en su furgoneta. Cuatro días más tarde, el cadáver de la pequeña apareció degollado en una acequia y, a pesar de las investigaciones que llevaron a cabo la policía local y el FBI, nunca se pudo encontrar a su asesino.

1. Introducción

En el mes de septiembre de 2008, Consulta Mitofsky y la Subsecretaría de Educación Media Superior del Gobierno de México publicaron los resultados de la primera encuesta nacional de exclusión, intolerancia y violencia en escuelas públicas de educación media superior. Fueron interesantes los parámetros de aplicación, pues se efectuó sobre 13 mil 104 estudiantes de nivel superior (de subsistemas federales, estatales y autónomos) a nivel nacional, cuyas edades oscilaron entre los 15 y los 19 años.

La pena que se impone a quien ha cometido un delito tiene una finalidad concreta para el autor del mismo -su reinserción social-  que si se consigue es de enorme utilidad, tanto para él, como para la sociedad en general, pero qué utilidad tendría esa pena para la víctima que sufre los daños y perjuicios concretos del delito. Esta pregunta le lleva al autor de este artículo a analizar la forma en la que debería estar presente la víctima en el cumplimiento de la pena.

 
La prevención situacional de los delitosHace unas semanas hablábamos de la teoría de las ventanas rotas y, anteriormente, habíamos definido la política criminal como el conjunto de medidas que adoptan los poderes públicos para hacer frente a la criminalidad; pues bien, dentro de esas medidas, son fundamentales tanto el castigo a los culpables como la prevención. Otra de las teorías que se viene planteando desde las últimas décadas del siglo XX es la prevención situacional que parte de la llamada fórmula del delito; según la cual, delito = 1 agresor motivado + 1 objeto disponible + ausencia de vigilancia. La prevención situacional del delito (PSD) trataría de crear obstáculos para que el criminal no tenga éxito. Si uno de esos tres elementos deja de existir, el delincuente cambiará su comportamiento y no delinquirá.
Page 2 of 2