Cristina del Real Castrillo

Cristina del Real Castrillo

Follow @cridelcas (Sevilla, 1993)

Graduada en Criminología por la Universidad de Sevilla (1ª promoción). Comprometida con la defensa de la Criminología, tanto dentro del sistema universitario como en su proyección al mundo laboral. Fue por ello que centré el tema de mi Trabajo de Fin de Grado, “Criminólogos: instrucciones de uso”, en las posibles líneas aplicadas de esta titulación. He sido representante de estudiantes en distintos niveles y he colaborado con la Sociedad Interuniversitaria de Estudiantes de Criminología (SIEC) como vocal del Consejo Ejecutivo. Actualmente me encuentro cursando un máster en el que estoy especializándome en prevención e intervención criminológica, y preparando mi proyecto de tesis doctoral.

En mi tiempo libre estudio Psicología en la UNED y me dedico a mi segunda pasión: la literatura.

La mentira y el engaño son conductas tan antiguas como el propio ser humano. Una de las formas más comunes de engaño es la de utilizarlo para obtener un beneficio propio, generalmente de carácter económico. De ahí nació el delito de estafa, en el que se contemplan aquellas conductas por las cuales una persona, con el objetivo de obtener un determinado beneficio, induce a error a otro mediante engaño predisponiéndolo a que actúe en perjuicio ajeno o propio.