Cuando miro la televisión y veo a víctimas reclamando penas más duras, no creo ni por un momento que sea porque son muy punitivas. Simplemente, reclaman más castigo porque por regla general, los infractores no reconocen el daño que han causado, y el castigo es la única respuesta que encuentran de la Justicia tradicional (y lo cierto es que las víctimas suelen reclamar precisamente como una necesidad importante: que alguien aparezca como responsable del daño que han sufrido, y esta necesidad rara vez se atiende por la Justicia Penal actual)