Cuenta una leyenda japonesa, “el hilo rojo del destino”, que un hilo rojo invisible conecta a aquellos que están destinados a encontrarse a pesar del tiempo, del lugar y a pesar de las circunstancias. El hilo puede tensarse o enredarse pero nunca podrá romperse. Según esta leyenda, el hilo rojo invisible nos acerca a las personas en esta tierra y nos une a pesar de los inconvenientes.

Esta historia refleja a la perfección algo que es incuestionable, todos estamos conectados y lo que uno hace afecta a los demás y viceversa. La Justicia Restaurativa surge precisamente por y para las víctimas,  para ayudarlas a reconectar dentro de la comunidad, sin perjuicio que ayudándolas a ellas también lo hacemos con los infractores. Hoy hablo de reconectar, en lugar de reintegrar o reinsertar ¿Por qué?

La masacre en el colegio de Newton, el pasado viernes ha reabierto el debate sobre la seguridad en las escuelas de EEUU, con opiniones encontradas que van desde quienes abogan por mayor atención psicológica en las aulas a quienes defienden que los profesores deberían ir armados. En algunos colegios de Texas, reivindican el derecho de los profesores a ir armados.Lejos de esta tesis la mayor parte de la comunidad educativa y de los expertos piden reforzar las barreras físicas como detectores de metales y armas, y más atención psicológica a los alumnos como medida para prevenir comportamientos criminales de los jóvenes”.

Lo cierto es que cuesta hablar de esta tragedia, sobre todo porque  tanta publicidad puede dar ideas a potenciales asesinos para cometer hechos similares, por tanto hay que evitar lo máximo posible la acción de los imitadores. Sin embargo, creo que es tiempo de hacer una reflexión acerca del por qué, cómo prevenir futuras acciones similares y cómo tratar a las víctimas y supervivientes.

“La historia se repite en Burgos, los detalles que van descubriéndose sobre la muerte de Eduardo Valgañon, tras la agresión sufrida el domingo de madrugada en Belorado. La autopsia reveló una fuerte contusión en la cabeza como consecuencia de la caída del joven contra el suelo tras recibir un puñetazo de un ciudadano rumano”.

Esta es una noticia que puede aparecer en cualquier periódico, de cualquier ciudad, quizá en una ciudad pequeña como  Burgos, tiene más impacto porque todos casi nos conocemos, pero no deja de ser una historia más, tras la cual queda un reguero de víctimas sin consuelo.Son victimas que necesitan ayuda porque se enfrentan, no sólo a la muerte violenta de un ser querido sino a un más que probable aislamiento y sentimiento de incomprensión, porque por más que tengan un montón de gente a su lado, sentirán soledad, que nadie puede ponerse en su lugar. Por esto mismo, cuando hablamos de Justicia Restaurativa, decimos que esta justicia a todas luces, más humana y cercana, ayuda a la reinserción del infractor pero también de la víctima y en cierta medida de la comunidad ¿Por qué?

"La Audiencia provincial de Madrid ha revocado una condena impuesta al dueño de una farmacia por dos delitos de acoso sexual que habría cometido supuestamente contra dos empleadas al entender que los hechos no corresponden con la acusación y ha apuntado que lo sucedido podría ser constitutivo de delito de abuso sexual.