Jose Servera

Jose Servera

Analista de entornos laborales. Director del Grupo Criminología y Justicia.

Mi experiencia profesional: Desde la finalización de mis estudios universitarios en 2009, mi experiencia profesional se ha basado fundamentalmente en la creación de proyectos personales, algo que se gestó por necesidad pero que se ha convertido en una adicción. Así, el primer proyecto fue Criminología y Justicia, la primera revista digital con contenido criminológico-jurídico en español. Tras esa primera experiencia enriquecedora han surgido entonces diferentes proyectos todos ellos enfocados al ámbito de la difusión de contenidos criminológicos dando lugar desde entonces a Criminología y Justicia MéxicoCriminólogos.euJobooksCrimibooks y ahora Anomics. En 2013 la Sociedad Mexicana de Criminología Capítulo Nuevo León me invitó a participar por primera vez en un congreso en México. A partir de ahí, he impartido charlas como “Emprendimiento Criminológico",“¿Tengo futuro como criminólogo?" y “Problemas y oportunidades de la aceleración tecnológica en criminología". También ha participado en diferentes jornadas de criminología en España, todas ellas relacionadas con la inserción laboral del criminólogo. Compagino además la creación y gestión de proyectos trabajando como tutor de grado de criminología en la Universitat Oberta de Catalunya. La primavera de 2014 publiqué mi primera obra, “Emprender en criminología", que llegó a situarse en el top 100 de ventas de Amazon y que puedes descargar gratuitamente en antitrabajo.com.

Joe suele beber cuando está enfadado y se siente vulnerable, y gusta de ahogar las penas en solitario. Bebe para atenuar esas emociones, y hasta que no lo consigue no para de pedir una copa tras otra. Cuando, inesperadamente, su primo aparece enmedio de su ritual sobreviene en él una sensación de enfado y sentimientos hostiles sobre su llegada. Joe ha bebido mucho, y su primo lo compara con su padre, quien también solía abusar del alcohol. Joe reacciona violentamente agrediendo a su primo, que necesitó tratamiento médico.

Bin Laden. Quien murió (o mataron mejor dicho) hace un año, fue ni más ni menos que Osama Bin Laden. Así fue como se estrenó Criminología y Justicia como publicación web.
Recuerdo con bastante nitidez tanto los días previos al arranque como los posteriores. Dada la importancia y la implicación manifiesta de muchos colaboradores a apoyar con firmeza el proyecto, la responsabilidad personal que tenía sobre el éxito de CyJ me tenía, para que negarlo, bastante inquieto. Al fin y al cabo, la dirección del proyecto se trataba de una aventura completamente nueva para mí, por lo que en muchas ocasiones mis decisiones se han debido más al ensayo-error que a la experiencia. Afortunadamente, la experiencia aportada por otros colaboradores ha ayudado a redirigir cuando era necesario el camino de CyJ.

Aprovechando la exposición presentada por Francisco Javier Nistal al respecto de la cadena perpetua prisión permanente revisable no puedo más que mostrar algunas dudas sobre su futura aplicación.

1. El pronóstico de reinserción de terroristas es, si nos remitimos exclusivamente a la reincidencia, muy alto. De hecho, probablemente podamos hablar de las tasas más bajas de reincidencia en los delitos de terrorismo, aunque, lástima, no tengamos cifras sobre miembros de ETA que vuelven a reincidir. Los casos en que se produce una situación así son contados y sonados: el de Iñaki Bilbao, extraditado en el año 2000 y que volvió a atentar contra un concejal socialista en 2002, cuya aplicación sería evidente; y el de Juan Carlos Iriarte, pero dado que se trata de delitos menores (no hay ningún delito de sangre) difícilmente se le aplicaría dicha norma (dependerá de ese mínimo de condena que se estipule, tal y como comenta Javier).

Está más que comprobada la existencia de grupos profesionales con un riesgo de suicidio significativamente más alto que el de la media global. Y aquellas profesiones relacionadas con el ámbito de la seguridad pública se encuentran entre ellas. Para mostrar la magnitud del problema del suicidio os presento en primer lugar algunos datos tomados de Estados Unidos que reflejan que nos encontramos ante una cuestión que merece ser abordada con urgencia

La Bureau of Justice Statistics viene recopilando y publicando desde 1980, en sus Homicide Trends in the United States Series , las muertes de los agentes policiales de Estados Unidos mientras se encontraban desempeñando algunas de sus labores. Hace poco presentaron las cifras de los últimos 32 años (de 1980 a 2010) compiladas en un solo informe,  Homicide Trends In The United States, 1980-2008, del que recogemos los datos más reseñables.

Entre 1980 y 2010, el número de agentes de policía asesinados estando de servicio descendió un 46%, de los 104 agentes muertos en 1980 a los 56 en 2010.

Como ya sabéis, dentro de dos meses Criminología y Justicia celebra su primer aniversario. Y nos hace especial ilusión que dicho evento sea especial, aportando nuestro granito de arena a esa interactividad que nos dáis a diario a través de los principales canales de difusión web.

La pena de muerte supone, aún a día de hoy, un tema que conduce a un debate de nunca acabar respecto tanto a su efectividad como a la humanidad de la pena. Nos encontramos en un campo con dos polos totalmente opuestos: los que defienden fervientemente dicha pena, y los detractores que se escandalizan con el su existencia en pleno siglo veintiuno. Muchos estudios habidos y por haber han intentado defender y combatir la ejecución de este tipo de condena, y, aunque muchos de ellos no han dudado en indicar su inefectividad a nivel preventivo, el caso es que sigue conservando un buen número de defensores que, independientemente de lo efectiva que sea, consideran un castigo muy justo para cierto tipo de delitos. 

La Bureau of Justice Statistics viene realizando, desde 2007, un estudio sobre el riesgo de victimización que las personas con discapacidad pueden sufrir respecto a las que no sufren ninguna discapacidad. En E.E.U.U esta población representa un 14%, cifra suficientemente elevada como para considerar dicho estudio de interés general. 

A partir de los datos extraidos del censo de la Bureau's American Community Survey (ACS), se estudia la incidencia de los delitos en dicho colectivo, en personas que parten de los 12 años de edad en adelante. 
Los delitos que se tienen en cuenta en dicho analisis son los de violación/agresión sexual, robo, y asalto en sus diversos grados.  

El homicidio es la segunda causa de muerte entre las personas que comprenden la franja de edad de los 15 a los 24 años en Estados Unidos. Un porcentaje importante de estas víctimas vienen directamente provocadas por la generación de bandas juveniles y pandillas existentes en dicho país, y por las cuales se requiere de un análisis muy completo del caso en aras a la prevención de esta lacra.

El Centers for Disease Control and Prevention de Estados Unidos publicó hace un par de semanas un interesante estudio comparativo entre los homicidios provocados por bandas o pandillas y el resto de homicidios. Dicho estudio ha recabado datos de victimización de hasta 17 ciudades norteamericanas, durante los períodos de 2003 a 2008. De estas 17, cinco han formado parte del estudio definitivo por la prevalencia de homicidos producidos por pandillas: Los Angeles, California; Oklahoma City, Oklahoma; Long Beach, California; Oakland, California; and Newark, New Jersey.

Entrevista a Josep Jover, abogado de Ángel Badia, quién en el día de ayer presentó una querella contra los cuerpos de seguridad y los mandos que los dirigían en el operativo.

Josep Jover nos atendió en el día de ayer muy amablemente para contestar a algunas de nuestras preguntas respecto a la querella criminal presentada en la mañana de ayer.  Ha querido remarcar que la querella presentada ha procurado hacerse de la forma más técnica posible "sin morbosidades de ningún tipo".

Podéis acceder al texto íntegro de la querella Aquí

Page 5 of 8