El caso "Tous"

May 10, 2011 8286
Rate this item
(0 votes)

 

Lluís Corominas, yerno de la familia Tous y antiguo jefe de seguridad, será juzgado por un jurado popular en los próximos días, enfrentándose a una posible pena de 11 años de prisión por haber matado, presuntamente, a uno de los hombres que asaltaron el domicilio familiar en Sant Fruitós de Bages el 9 de Diciembre de 2006.

El juicio se celebra pasados cuatro años y medio del suceso, cuando el acusado, fue alertado por el vigilante de seguridad, quien a través de las cámaras de videovigilancia, en torno a las 18:45h, observó cómo dos intrusos entraban en el jardín de la familia. El entonces jefe de seguridad, se trasladó con su vehículo hasta el lugar de los hechos, armado con una pistola semiautomática cargada con bala expansiva de punta agujereada, considerada munición prohibida,  y tras localizar un coche sospechoso a unos 50 metros de la casa, se dirigió a él y realizó dos disparos a la pareja de presuntos asaltadores que se encontraba en su interior, uno de los cuales alcanzó a la víctima de origen albanokosobar, Sinani G., quien se encontraba desarmado. Posteriormente y a punta de pistola, retuvo al otro atracador, Dulji K., hasta que llegaron los Mossos d´Esquadra, mientras otros dos asaltantes se daban a la fuga aunque fueron detenidos posteriormente.

Sinani G, fue evaluado en el Hospital de Manresa, en coma, con pérdida de masa encefálica y sangrado masivo por impacto de bala, que le provocaron la muerte dos días más tarde.

El abogado defensor de Luis Corominas, basará su tesis exculpatoria en demostrar que el acusado, actuó en legítima defensa, bajo el miedo insuperable ocasionado por la situación y los múltiples asaltados producidos días antes en la urbanización. Igualmente intentará que se admita la eximente total o parcial por reparación del daño ( ha entregado 150.000 € al juzgado como fianza), entre otras.

De la misma forma, la Fiscalía considera que Corominas es responsable de un delito de homicidio y solicita 11 años de prisión al descartar que el ataque de los dos atracadores constituya un acto de legítima defensa, pues habían desistido del atraco y se encontraban fuera del domicilio.

El caso ha suscitado el debate ante la opinión pública, siendo muchas las personas que apoyan a Corominas, llegándose a celebrar manifestaciones ,como la de hace unos días en Manresa, para pedir la absolución bajo el lema Tots som LLuís Corominas.

 

 

__