Primera hora de la mañana en San Juan de Aznalfarache, Sevilla, el 25 de mayo de 2011. Una mujer de 54 años de edad perdió la vida como consecuencia de un disparo de pistola, efectuado por un policía local de la ciudad. Lamentable incidente. El policía en cuestión, en unión de otro compañero, se estaba enfrentado a tiros con dos atracadores de bancos —legítima acción de defensa propia—, cuando uno de los proyectiles policiales no llegó a los criminales y rebotó hasta detenerse en la ciudadana. El impacto alcanzó la cabeza (nuca) y produjo la muerte en el acto. Concepción, que así se llamaba la interfecta, se encontraba junto a una hija suya en una parada de autobús, cuando se produjo le funestos suceso. Ambas mujeres, al oír las detonaciones (alrededor de seis), intentaron llegar a lugar más seguro para evitar ser alcanzadas…

Hasta ayer jueves, los ciudadanos mexicanos que se acercaran a la capital han podido canjear sus armas por comida y dinero. La Secretaria de Seguridad Publica del Distrito Federal de México (SSP-DF) en coordinación con la Secretaria de Defensa Nacional (SEDENA) han llevado a cabo la tercera edición del programa de seguridad “Campaña vida sin armas, canje por dinero 2011”, dirigida a la favorecer la prevención del delito y la inseguridad ciudadana del país.

En los anteriores años el balance fue excepcional, se recogieron 3.880 armas a cambio de 11,2 millones de pesos (cerca de 1 millón de dólares). Napoleón fillat es el director de Prevención del delito de la SSP-DF y nos cuenta como en esta edición se espera recaudar otras dos mil armas con el presupuesto de 6 millones de pesos (medio millón de dólares). El incentivo que se obtiene a cambio del arma es una cesta de comida y dinero en efectivo, proporcionando la cantidad entre 200 pesos (17 dólares) y 7.500 (640 dólares).

Según ha informado Europa Press un hombre mató la tarde de este domingo a su mujer degollándola con un cuchillo en el interior de un piso en el  barrio de Portazgo, en Madrid.

El hecho tuvo lugar en torno a las 17:00 horas, cuando los vecinos alertaban de que estaban dándose gritos y discusiones a voces. Varias unidades de la Policía Municipal, Nacional y dotación de Bomberos que procedieron a derribar la puerte para acceder al interior del domicilio.