Los casos de “bullying” que están teniendo lugar durante los últimos años en Estados Unidos, de los cuales muchos han finalizado con el suicidio de la víctima, han motivado que los fiscales y familiares de estos jóvenes acosados en la escuela, reclamen un mayor endurecimiento de las penas para los causantes del maltrato. Igualmente se ha conseguido que los que infringen este daño psicológico y físico a sus compañeros, salgan del anonimato que les proporcionan las paredes de los colegios e institutos, y puedan ser conocidos e identificados por la población general. 

 

La considerada como la “mayor organización internacional que actuaba en España dedicada al tráfico ilegal de medicamentos, hormona de crecimiento y sustancias dopantes”, se ha desarticulado por agentes del Cuerpo Nacional de Policía en una operación llevada a cabo en Madrid, Andalucía y la Comunidad Valenciana.

Jeff Hall, el miembro del mayor grupo neonazi de EE.UU, quería una sociedad blanca. Ésta y otras tantas declaraciones de este defensor de los ideales nazis quedaron recogidas en cuantiosas ocasiones en algunas de sus intervenciones públicas. Frente a un nutrido grupo de personas afirmó conscientemente que muchas de sus consignas políticas cargadas de odio, racismo y simbología de extrema derecha le llevarían antes o después a la desaparición.

 

Lluís Corominas, yerno de la familia Tous y antiguo jefe de seguridad, será juzgado por un jurado popular en los próximos días, enfrentándose a una posible pena de 11 años de prisión por haber matado, presuntamente, a uno de los hombres que asaltaron el domicilio familiar en Sant Fruitós de Bages el 9 de Diciembre de 2006.

La muerte del terrorista Osama Bin Laden, ejecutada por soldados americanos, y ordenada desde los más altos mandos de la política norteamericana, es un tema de máxima actualidad al igual que de gran controversia: por un lado están los que consideran este hecho como la actuación más brillante en defensa exterior de Obama, y por otro los que creen oportuno reabrir de nuevo la polémica acerca de las “técnicas de investigación coercitivas” que se emplean para extraer a los acusados toda la información que será de especial relevancia bien para capturar presos, localizar enclaves estratégicos o conocer tácticas militares que de otro modo sería imposible averiguar o que al menos llevaría mucho más tiempo siguiendo las medidas convencionales.

Ante la avalancha de información, facilitada por innumerables medios de comunicación, en torno a la muerte de Bin Laden, la relativa a su filiación ha pasado casi inadvertida. Lo cierto es que, debido a la sorprendente rapidez con la que se ha verificado la identidad del terrorista más buscado por los servicios de inteligencia en los últimos años, surge la siguiente pregunta: ¿Es posible realizar un análisis de ADN en tan poco tiempo?