El pasado martes, el edificio mas alto del mundo, el Burj Jalifa de 160 plantas y construido en 2010, vio como uno de sus trabajadores se tiraba desde la planta 147 del rascacielos a una altura de 828 metros cayendo al vacio e impactando brutalmente contra una terraza del piso 108.  El motivo de tan trágico desenlace no fue otro más que el rechazo de una empresa a la petición que el trabajador realizó para disponer de un día libre. El fallecido tenía 20 años y había nacido en el sur de Asia.

 

Francisco Caamaño, ministro de Justicia

El Ministerio de Justicia ha emitido un breve comunicado en el que expresaba su respeto a la sentencia que poco antes había dictado el Pleno del Tribunal Constitucional tras el recurso de amparo presentado por Bildu.