Para los miembros de inteligencia y de los cuerpos de seguridad del Estado, los conocimientos sobre un rearme de ETA venían de hace tiempo; para el resto de la sociedad la alarma saltó el pasado día 19 de junio, cuando Iñaki Domínguez fue detenido en la frontera italo-francesa portando materiales que había comprado susceptibles para la construcción de bombas. Anoche fue detenido en Dordoña, al suroeste de Francia, Oier Ardanaz, que intentó robar un coche pero fue sorprendido por sus propietarios, ante lo cual cogió el coche y huyó, pero en la fuga colisionó el vehículo y tuvo que ser asistido y hospitalizado. Los propietarios le retuvieron hasta la llegada de la policía, la cual constató que iba armado, que estaba acompañado por otro compañero que logró huir y que el autor pertenece a la banda terrorista.