Trabajos que nunca verás en CSI : Contable forense

Russ Stover Mayo 15, 2011 48907
Valora este artículo
(1 Voto)

CSI y sus clones muestran algunos de los trabajos más típicos asociados con la medicina forense moderna. Tienen un médico forense, tienen gente que sabe de salpicaduras de sangre, de huellas dactilares, fibras, huellas de neumáticos, balística, y por supuesto el ADN, de suma importancia. Lo que no ven en estos programas, o al menos no habitualmente, son las decenas de trabajos que son tan importantes por no decir cruciales para las investigaciones policiales. Las investigaciones son un esfuerzo de equipo y hay muchos más empleos y especialidades de CSI de lo que podríamos pensar.

Requisitos: Licenciatura o grado superior en contabilidad, formación especializada
Salario: $ 70.000 / año


¿Qué es la contabilidad forense?
contabilidad forense es una sub-especialidad de contabilidad que cubre el forense, que puede utilizarse en un tribunal de justicia,consistente en el uso de métodos y prácticas contables. Los contadores forenses, también conocidos como auditores de investigación, actúan como investigadores en las prácticas financieras o de negocios y como peritos en el juicio. Ellos están entrenados para mirar los números y los datos de las empresas desde el punto de vista de un detective. La contabilidad forense es a menudo parte de una investigación de un delito, como el robo de los empleados,el  fraude de seguros, la corrupción,el  fraude de valores, el blanqueo de capital  y producto de delitos como el tráfico de drogas y la delincuencia organizada.


¿Qué hace un contable forense?
Los contables forenses se utilizan para analizar, resumir e interpretar los datos financieros y presentarlo de una manera que fácil de entender. Pueden trabajar en entidades tanto públicas como privadas y ser contratados por las compañías de seguros, la policía, el gobierno, bancos, empresas financieras, y organizaciones no gubernamentales. Investigan y analizan las pruebas financieras como el libro de registros e informes, desarrollan aplicaciones informáticas y modelos para ayudar en el análisis y presentación; comunican sus conclusiones por escrito en los informes, exposiciones jurídicas, las cartas y documentos, y ayudan en casos judiciales testificando en el tribunal. Pueden trabajar para resolver las disputas entre los accionistas de una empresa o socios, tales como las cuestiones de compensaciones y beneficios. También se podría acudir a su figura para evaluar las pérdidas económicas resultantes de un accidente de tráfico, los accidentes laborales u otros delitos. Un contador forense se puede solicitar para ayudar en otros tipos de casos como las pérdidas de bienes, interrupción de negocios, o robo de los empleados. Otras tareas pueden incluir el rastreo de fondos, la búsqueda y recuperación de activos, análisis de debida diligencia, y la recolección de inteligencia forense.
Los contables forenses tienen que ser muy discretos por el hecho de que millones de dólares y el bienestar de sus clientes, ya sean particulares o empresas, están en juego. Ellos tienen que combinar la contabilidad, la criminología, la psicología y el sentido común para observar discrepancias en los registros, pero también sospechar de los empleados, e incluso de las acciones de sus clientes. Tiene que ser imparcial, curioso, persistente, y tener un criterio como cualquier otro tipo de investigador.
En una investigación, el contador forense se reúne primero con el cliente ya proceda del gobierno, sea abogado, líder de negocios o de otro tipo y se informa de los hechos del caso. A continuación, el plan de investigación trazado analiza lo que necesitan saber o averiguar. Durante la investigación  examina las declaraciones de créditos, documentos bancarios, revistas y libros de negocios, bases de datos informáticas, correos electrónicos, y cualquier cosa que complete el puzzle de las finanzas. Una vez que todos los registros han sido recogidos entrevista a los otros acusados ​​e involucrados para obtener su versión de los aspectos financieros irregulares. Ahora, el contador forense comienza su análisis. Eso puede incluir el seguimiento de todos los activos afectados, calcular las pérdidas totales y cómo ocurrió, y la puesta en orden en el caos de las transacciones.Por último, preparan su informe que podría incluir una variedad de tablas, gráficos y hojas de cálculo.
Además, el contador forense puede ayudar al abogado en la revisión de documentos y testimonios para explicar su importancia financiera y pueden guiar el abogado respecto a las preguntas que debe formulare y si hay otra información necesaria para tener éxito en la corte.

 

 

Bibliografía

 

Crumbley, D. Larry; Lester E. Heitger, G. Stevenson Smith (2005-08-05). Forensic and Investigative Accounting. CCH Group.
Association of Certified Fraud Examiners http://www.acfe.com/
American College of Forensic Examiners International http://www.acfei.com/forensic_certifications/crfa/

 

Russ Stover es analista en la National Cyber-Forensics & Training Alliance en Estados Unidos

Modificado por última vez en Miércoles, 19 Septiembre 2012 15:41