Diario de un preventivo (6)

Valora este artículo
(0 votos)

Viernes, 08 de abril

He llorado toda la noche como un descosido. Creo que el porro ha colaborado en ello. Me he sentido tan solo, desamparado, sin nadie con quien conversar… Nunca pensé, que con apenas un mes de residencia en esta casa, pudiera echar tanto de menos mi celda, mi patio y a mis compis. Estoy desarraigado en este módulo. No tengo nada ni a nadie. Y por la noche me como la sesera pensando en mi familia, en la libertad, en mis amigos…, y lloro.

Y voy para el segundo día de encierro en el chopano, veintidós horas al día chapado en una celda pelada, sin nada que hacer salvo pensar. Me percato de mi vulnerabilidad. Soy más débil de lo que pensaba. En la calle iba de sobrado, tirando la pasta y fardando de posición. Y aquí, soy menos que una mierda; no soy nadie. Hasta un puto funcionario tiene mi vida en su mano. Aquí no valgo nada.

Otro par de horas de bajada al patio. Después de comer me quedo frito. Recupero algo del sueño perdido.

Me despiertan a eso de las seis de la tarde. La voz de un jicho me hace reaccionar.

-Coge tus cosas y sígueme.

-¿Pero qué cosas, si no tengo nada? –respondo incrédulo.

No contesta, se gira y sale del chabolo. Lo sigo.

Pero ante mi sorpresa, me conducen al módulo 5, en lugar del 6. Me han jodido bien jodido. Me hundo. Otra vez a empezar de cero. De nuevo buscar un compi de chabolo, un lugar en el comedor, alguien que me ayude, que me aconseje… ¡La madre que me parió; me han jodido de verdad!

Entro en el módulo. Me dirijo a lapecera y pregunto del porqué del cambio y por mis bártulos.

-Órdenes, y sus cosas se la enviarán del otro módulo. Le avisaremos –me responde el gicho y se gira sin esperar mi respuesta.

Miro al patio y me siento observado. De nuevo. Pues nada, a salir a patiear.

 

Modificado por última vez en Jueves, 27 Septiembre 2012 20:17
Jorge de la Hidalga

Nacido en Madrid, cursa estudios en el Colegió Alemán. Viaja a Sudamérica donde, durante once años, crea varias empresas.

Regresa en 1987 de nuevo a Madrid y funda una serie de empresas relacionadas con el comercio internacional.

En 1998 quiebran sus negocios por verse involucrado en unos negocios turbios y entra en prisión.

En la cárcel estudia la carrera de Historia y escribe varios libros.

A su salida de prisión comienza a trabajar en la Fundación Bip Bip, se vincula a proyectos sociales y culturales, además de continuar sus estudios de doctorado.

En 2008 crea la página Web www.infoprision.com, una página enfocada a la ayuda de los presos y sus familias a la cual anexa el Blog www.elcielodesdeuncubo.com, en donde cuelga historias penitenciarias reales y manuales de supervivencia en prisión.

En 2010 constituye la Fundación Maná, entidad dedicada a cubrir la brecha social con los colectivos desfavorecidos, especialmente el penitenciario, a través de la cultura y la obra social.

En este mismo año publica su primera novela Vis a Vis, finalista en un par de premios literarios.

Actualmente imparte conferencias de Literatura, Reinserción Social y Derecho Penitenciario aplicado en diversas Universidades y Ayuntamientos.

www.infoprision.com/