Roberto Alonso Ramos Erosa

Roberto Alonso Ramos Erosa

(México D.F 1992) 22 años. Estudiante de Criminología y Criminalística en el Colegio libre de Estudios Universitarios (CLEU-Veracruz). Miembro de la Sociedad Mexicana de Criminología capítulo Nuevo León. Autor de más de diez artículos publicados en revistas nacionales como: Archivos de Criminología, Criminalística y Seguridad Privada y Visión Criminológica; e internacionales como: Revista Temas (Argentina). Ganador de la Medalla Internacional al Mérito Criminológico “Raúl Zaffaroni” con su trabajo: ‘El aparato mediático mexicano desde una perspectiva criminológica: retos y conflictos’. Coordinador de la Enciclopedia de Criminología y Criminalística (WikiCrim). Ha realizado numerosas campañas de prevención del delito focalizadas a estudiantes de nivel básico y medio superior.

– Y ¿Cuánto tiempo llevan aquí?

– Dos años, cuatro meses y vamos a seguir aquí hasta que Dios nos preste vida.

Gregorio (vigilante de la radio base).

“La tarea de los maestros, esos soldados oscuros de la civilización, es dar al pueblo los medios intelectuales para rebelarse.”

- Louise Michel.

Nota: Tal vez pueda parecer que este pequeño escrito busque justificar los actos sucedidos hoy en París. Para nada. Lo que este cúmulo de letras busca es despertar la duda y la reflexión sobre este suceso.

Hace más de 50 años, una filósofa alemana escribió un libro que planteó un nuevo paradigma para occidente acerca de la percepción del mal.  Hannah Arendt, quien fue enviada por la revista The New Yorker a Israel para cubrir uno de los juicios más controversiales del siglo pasado: el juicio de Adolf Eichmann, se encontró con una paradoja, que sólo ella con su excelente capacidad de análisis fue capaz de plasmar. Su libro “La banalidad del mal” reformó la percepción, de lo que hasta ese momento se creía sobre una persona que era considerada mala.

Desde que el hombre es hombre ha tenido la imperante necesidad de tener controlado su entorno, es decir, el ambiente donde habita, la población con la que convive, las acciones que se realizan y más. La invención del lenguaje se considera una de las aportaciones más importantes – si no es que la más importante – a la humanidad. Pero hay una aportación que tiene igual importancia que la del lenguaje: los números.