Nuevo detector de mentiras

Valora este artículo
(0 votos)

Hace apenas unos meses, el Departamento de Justicia de Estados Unidos, en colaboración con el Departamento de Estudios Criminológicos de la Universidad de Heidelberg, anunciaron la puesta en escena de un nuevo sistema de detección del engaño para delitos muy específicos.

El Director del proyecto, Maynard James-Olsen, declaró en rueda de prensa haber llevado a cabo lo que considera “la definitiva superación de máquinas tan poco fiables y carentes de veracidad científica como el polígrafo”.

El modelo estandarizado Voight-Kampff es un sistema complejo que aúna psicología y reacciones biológicas, y consta de dos partes:

- Instalación de parche RFID en el pecho del sujeto al que se someterá a la prueba; seguidamente, la instalación de un cristal con una microcámara sobre una mesa, que ilumina el iris del sujeto y mide la velocidad retinal, así como la dilatación de la pupila.

- Batería de cuestiones; se presentan al sujeto una serie de contextos en los que se haya, a modo de role-playing. el objetivo es establecer un patrón de reacción monitorizando el rubor, la reacción ocular, el nivel de respiración y el ritmo cardíaco. A mitad del cuestionario, el sujeto es preguntado por el elemento del cual se desea obtener una respuesta sincera.

El test contiene una batería de hasta ciento cincuenta cuestiones, siendo el objetivo determinar la veracidad del sujeto tras someterlo a varios niveles. Las primeras pruebas del test mostraron la fiabilidad del mismo; En palabras de James-Olsen, “habiendo probado el Voight-Kampff sobre mil personas, hemos logrado descubrir quién miente y quién dice la verdad en novecientas, lo que supone un noventa por cierto de aciertos[i]”.

Polémica y discrepancias

A pesar de los prometedores resultados, algunas voces han lanzado críticas contra lo que consideran el uso de métodos y herramientas poco evaluados, y que, en el pasado, ya fueron refutados.

El profesor Jack Olafsson, de la universidad de Oxford, dijo lo siguiente sobre el sistema Vought-Kampff:

“El sistema Voight-Kampff no solo no impide falsos positivos, sino que, además, supone un dilema ético de gran magnitud, convirtiéndolo en una mera máquina de la verdad que no se ajusta a derecho bajo la jurisdicción de ningún organismo internacional”[i].



[i] “That's completely retarded. It even looks like a science fiction machine”. Olafsson, Jack, University of Oxford Anual Criminological Conference, 2014 .



[i] “It’s fucking awesome, dude” James-olsen, Maynard, United States Justice Department, 2014.

 

Guillermo González

Nacido en 1986, apasionado de la historia y la arqueología además de la criminología. La historia humana y más adelante sus conflictos fueron los que me acercaron al deseo de conocer y entender los problemas de esta índole. Por ello, me interesé por los títulos que actualmente poseo: Graduado en criminología y Política Criminal y Licenciado en Criminología, así como algunos cursos desde las platformas Online Coursera y Udacity. Soy miembro de la Associació Interuniversitaria de Criminologia, Co-fundador de Criminólogos.eu  y subdirector de CyJ España, parte de Grupo CyJ. Siempre he tenido en alta estima la figura del emprendedor y del creador de proyectos; es por ello que me entusiasma asociarme con aquellas personas que, en vez de buscar un futuro, se lo fabrican; este es el caso del Grupo Criminología y Justicia. Combino mi labor en CyJ y Criminólogos.eu con una serie de investigaciones relcionadas con el ámbito de la seguridad y, en el terreno personal, con la escritura. Y encima, me gusta mucho el hip hop.

Correo: guillermogonzalez@criminologos.eu