Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site
person_outline
search

Corrupción en el sistema penitenciario mexicano

La corrupción está presente desde el momento de ingreso de los internos a la institución carcelaria hasta la vida cotidiana. Prácticamente todo se puede obtener con dinero, una celda de lujo; artículos prohibidos como teléfonos móviles, televisores, reproductores de música, DVD´s, teléfonos celulares, refrigeradores; servicios  de prostitutas; sustancias prohibidas como alcohol y drogas, entre otros. Ejemplo de lo anterior, en diciembre del 2010, surgió en las redes sociales de  comunicación, un cuenta de twitter (@internoRENO), presuntamente de tres reos que se encuentran recluidos en el Reclusorio Preventivo Norte, mediante la cual se denunciaban actos de corrupción por parte de la autoridad, así como fotografías donde se evidenciaba el pago a los custodios, la venta de drogas y la existencia de cabañas (espacios acondicionados para recibir a la visita familiar y conyugal, las cuales tienen un costo para los internos y sus visitas). Con relación a lo anterior, la Subsecretaría de Sistema Penitenciario del D.F., emitió el boletín titulado "La Subsecretaría del Sistema Penitenciario informa sobre los twitts emitidos por internos del Reclusorio Norte" en el que se manifestó que se llevaron a cabo diferentes operativos de revisión donde se encontraron un ipod, un aparato de banda ancha para internet así como una blackberry. Posteriormente y pese a lo anterior los internos continuaron denunciando a través de dicha cuenta.

Condiciones del Sistema Penitenciario Mexicano

Seguridad institucional

En el sistema penitenciario mexicano, el personal médico no es el único insuficiente; os elementos de seguridad y custodia, son un factor primordial para mantener el orden y la disciplina, así como la seguridad física de los internos. Con respecto a lo anterior, la normatividad nacional e internacional no establece una tasa específica de celadores por número de reos, aunque la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha establecido en algunas sentencias un estándar sugerido de un custodio por cada 10 internos. Sin embargo, en México, los motines, las fugas, las riñas, las lesiones, los homicidios, los suicidios, ocurridos dentro de los penales, constituyen un indicador negativo con respecto al bajo número de custodios. Para que el lector tenga una dimensión de la gravedad del problema, basta con mencionar que existen centros en los que llega a haber 1 celador por cada 71 internos (Reclusorio Preventivo Varonil Oriente), 1 por cada 63 (Reclusorio Preventivo Varonil Norte) y 1 por cada 53 (Reclusorio Preventivo Varonil Sur) (MNPT, 2008 a: 27).

Atención de la salud en los centros penitenciarios mexicanos

Aunado a la sobrepoblación y al hacinamiento, el servicio médico que se brinda dentro de los centros penitenciarios, es deficiente. Carencia o desabasto de mobiliario, equipo, instrumental, insumos; plantilla insuficiente; constituyen la realidad del servicio médico dentro de los reclusorios.

En su mayoría los centros de reclusión  proporcionan atención de primer nivel[1], cuando se requiere de un servicio más especializado, los internos son trasladados a centros públicos de salud, con las limitaciones y conflictos que éstos  suponen; los internos deben esperar largos periodos de tiempo para ser intervenidos y tratados, sin mencionar que para realizar dichos traslados así como durante el tiempo que el interno se encuentra en los centros médicos, se requiere de personal de seguridad y custodia, quienes son destinados en un primer momento para velar por la seguridad de los centros penitenciarios. Cabe mencionar que han existido fugas durante dichos traslados o en los centros de salud.

Sobrepoblación y hacinamiento

Como ya se expuso anteriormente el sistema penitenciario mexicano se encuentra sobrepoblado, pero ello no constituye un problema aislado; trae consigo un sin fin de aspectos negativos que afectan las condiciones de internamiento así como las posibilidades de un tratamiento individualizado para los reos. La sobrepoblación varía de acuerdo al estado, de las 32 entidades federativas, 8 presentan una sobrepoblación mayor a 50% (D.F. 88,33%, Estado de México 74,03%, Jalisco 73,15%,  Nayarit 72,32%, Morelos 60,84%, Tabasco 57,26%, Sonora 50,44%, Hidalgo 50,38%) y 10 cuentan con una sobrepoblación que oscila entre 1,40% y 50%. [1]

Sistema Penitenciario Mexicano: una compleja realidad

“El grado de civilización de una sociedad se mide por el trato a sus presos”

Dostoievski

El Sistema Penitenciario Mexicano en cifras

Antes de comenzar, es importante hacer una revisión, que ilustre cuantitativamente la situación que impera en los centros de reclusión de la República Mexicana.

México cuenta con 419 centros penitenciarios, los cuales se dividen en 13 centros que dependen del Gobierno Federal, 305 centros que dependen de los gobiernos Estatales, 10 centros que dependen del Gobierno del Distrito Federal (D.F.) y 91 centros que dependen de los Gobiernos Municipales. (Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, 2012: 8)

Menos sanidad, más delito en España

Henrik Tham, profesor emérito de Universidad de Estocolmo, ha analizado la relación que existe entre la reducción sistemática de los beneficios de la seguridad social y el crecimiento de la delincuencia.
Si Tham está en lo cierto, y el dúo reducción de beneficios de seguridad social-aumento de delincuencia están relacionados, España en los próximos años a partir del día 1 de septiembre de 2012, aumentará con sus nuevas políticas públicas, factores de riesgo para la comisión de conductas antisociales. 

La muerte vive en las cárceles latinoamericanas

“El grado de civilización de una sociedad se mide por el trato a sus presos”

Dostoievski

 

El domingo 18 de agosto, tras un supuesto enfrentamiento entre bandas de la cárcel Yare I en Venezuela, mueren más de 20 internos, entre ellos un familiar.  Múltiples acontecimientos violentos han sucedido en las cárceles de este país en lo que va del año; en junio  en la cárcel “Rodeo II” un motín duró 27 días; en julio, en la cárcel de Mérida tras un mes de conflicto mueren 20 personas. Según el Observatorio Venezolano de Prisiones, tan sólo en el primer semestre de 2012, han muerto 304 presos y ha habido 527 heridos.

Creo en la readaptación, en la cárcel no

Estoy convencida que las personas pueden cambiar y mejorar, sin embargo, las condiciones que imperan el sistema penitenciario mexicano así como la reacción social ante los expresidiarios puede provocar que la reinserción sea una utopía.

La cárcel ha sido por excelencia, la pena utilizada por el derecho penal contemporáneo; ante una gama de muchos delitos (patrimoniales, contra la vida, contra la sexualidad, contra la salud, etc.) existe una misma solución aparente; encerrar a todos aquellos que lesionan algún bien jurídico o que ponen en riesgo a la sociedad. Resulta curioso que ante diferentes males, se utilice la misma “medicina”.

Licencia de Creative Commons
Criminología y Justicia, con ISSN-e: 2174-1697, by http://crimyjust.com se encuentra bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
×

Criminología y Justicia solicita su permiso para obtener datos estadísticos anónimos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Para saber más sobre nuestra política de privacidad, haz click en el link a continuación privacy policy.

Yo acepto las cookies de este sitio.

EU Cookie Directive Module Information