Condiciones del Sistema Penitenciario Mexicano

Diciembre 04, 2012 4723
Valora este artículo
(0 votos)

Seguridad institucional

En el sistema penitenciario mexicano, el personal médico no es el único insuficiente; os elementos de seguridad y custodia, son un factor primordial para mantener el orden y la disciplina, así como la seguridad física de los internos. Con respecto a lo anterior, la normatividad nacional e internacional no establece una tasa específica de celadores por número de reos, aunque la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha establecido en algunas sentencias un estándar sugerido de un custodio por cada 10 internos. Sin embargo, en México, los motines, las fugas, las riñas, las lesiones, los homicidios, los suicidios, ocurridos dentro de los penales, constituyen un indicador negativo con respecto al bajo número de custodios. Para que el lector tenga una dimensión de la gravedad del problema, basta con mencionar que existen centros en los que llega a haber 1 celador por cada 71 internos (Reclusorio Preventivo Varonil Oriente), 1 por cada 63 (Reclusorio Preventivo Varonil Norte) y 1 por cada 53 (Reclusorio Preventivo Varonil Sur) (MNPT, 2008 a: 27).

Con lo antes mencionado, la seguridad institucional se encuentra en constante peligro y amenaza. Basta mencionar algunos de los motines y riñas (para efectos estadísticos, en la actual investigación no se diferencia entre motines y riñas) más significativos únicamente durante el 2011:

- Gómez Palacio, Durango, pelea que derivó en 11 muertos por heridas con arma blanca (11 enero).

- Cancún, enfrentamiento entre internos, 3 muertos y 1 herido (6 mayo)

- Chihuahua, riña entre pandillas, 4 muertos (8 de mayo).

- Durango, 9 reos muertos y 11 heridos por enfrentamiento entre bandas, posteriormente se decomisaron 10 armas de diferente calibre (17 mayo).

- Nuevo Laredo, Tamaulipas, un incendio provocado en el área de enfermos psiquiátricos dejó 14 muertos (20 de mayo).

-Nuevo Laredo Tamaulipas, 7 muertos y la evasión de 59 reos en el mismo día (15 julio).

-Ciudad Juárez, Chihuahua, intento de motín que dejó 17 muertos entre ellos una mujer, anterior a este hecho, hubo una fiesta dentro del reclusorio con cuatro mujeres menores de edad que fueron prostituidas, alcohol, drogas y armas de fuego (25 de julio).

- Cadereyta, Nuevo León, riña que dejó 7 muertos (13 de octubre).

-Matamoros, Tamaulipas, riña que dejó 20 muertos y 12 lesionados (15 octubre)

Según el periódico Universal únicamente durante el 2011, fallecieron 124 internos por riñas entre reos . Sin embargo, en el 2012, en una sola riña el 19 de febrero en el centro de reclusión de Apodaca, Nuevo León, mueren 44 internos, y durante la pelea estaban presentes mujeres y niños familiares de los reos.

Las evasiones de presos, es otro indicador de la mermada seguridad institucional con la que cuentan los centros de reclusión. Durante los últimos tres años, las fugas en México se han caracterizado por ser masivas. Sólo por mencionar algunas: 53 en el penal de Cieneguillas, Zacatecas (16 de mayo de 2009); 41 en Matamoros, Tamaulipas (25 de marzo de 2010); 85 en Reynosa, Tamaulipas (10 de septiembre de 2010); 151 Nuevo Laredo, Tamaulipas (16 de diciembre de 2010); 66 Nuevo Laredo, Tamaulipas (15 de julio de 2011) y 32 de tres centros distintos de Veracruz durante el mismo día (19 de septiembre de 2011), asimismo el 17 de septiembre de 2012, se fugaron 129 presos de la cárcel de Piedras Negras, Coahuila. Para que existan evasiones de tal magnitud es imprescindible la presencia de una baja seguridad institucional así como de corrupción; de otra manera, resulta inexplicable que durante un periodo de tres años, 557 internos aproximadamente, hayan burlado la seguridad institucional.

Mercedes Llamas Palomar

Nací y viví durante 28 años en México D.F y hoy me encuentro en España haciendo mi investigación doctoral. 

Apasionada en temas penitenciarios, políticas criminológicas y desviación social, derechos humanos, grupos vulnerables,...

Preparación académica: 

  • Doctoranda en Gobierno y Administración Pública, Instituto Universitario Ortega y Gasset, Universidad Complutense de Madrid 
  • Maestra en Criminología y Política Criminal, Insituto Nacional de Ciencias Penales
  • Licenciada en Educación Especial en Infracción e Inadaptación Social 

Trabajé en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos como visitadora adjunta y tuve la oportunidad de conocer la realidad penitenciaria de México. En mi nueva aventura tengo el interés de conocer realidades penitenciarias de España y otros países. 

He impartido clases de Política Criminal, Sistema Penitenciario y Derechos Humanos en el INACIPE.