Desde que el hombre es hombre ha tenido la imperante necesidad de tener controlado su entorno, es decir, el ambiente donde habita, la población con la que convive, las acciones que se realizan y más. La invención del lenguaje se considera una de las aportaciones más importantes – si no es que la más importante – a la humanidad. Pero hay una aportación que tiene igual importancia que la del lenguaje: los números.