Daniel Schulman

Daniel Schulman

Desde hace varios años a la actualidad, se ha visto un incremento en la comisión de hechos delictivos, no sólo en las grandes urbes, sino también en diversas ciudades más pequeñas del interior de nuestro país.

Lejos de que esto pase desapercibido, los medios masivos de comunicación (radio, periódicos, blogs de noticias, televisión) se han hecho eco de este fenómeno en crecimiento, aumentando el espacio dedicado a estos temas en sus distintas producciones. Tal es así, que este aumento de bombardeo mediático dedicado al fenómeno de la criminalidad, por un lado, da cuenta del crecimiento exponencial que ha sufrido este fenómeno en los últimos años; y por otro lado, da cuenta también de que el problema de la criminalidad es un tema candente en las agendas del Gobierno, sea Central, Regional, o Local.

La cuestión de las estadísticas criminales y la investigación teórico-práctica (IV)

Con el paso de la Sociedad Feudal a la sociedad regida por la burguesía, cambia el modo de gobierno político y social. Ya no será el soberano la encarnación de la Ley, sino que será a través del Estado que intentará gobernar para todos.

En las ciencias sociales, este cambio político también repercute, ya que éstas se servirán del discurso científico para encontrar soluciones a los problemas sociales que puedan llegar a presentarse, incluidos entre ellos, la criminalidad.

Como hemos visto, la estadística criminal se consolida hacia la misma época en que el positivismo lo hace en torno a la cuestión criminal, sobre todo con Lombroso. Las primeras tareas estadísticas de aquel momento se dan en el marco de las agencias gubernamentales, es decir, las nuevas policías, las penitenciarías, y las agencias relacionadas con la administración de la Justicia.

    Ya hemos visto, que el inductivismo, es una metodología que va de lo particular a lo general, intentando encontrar leyes universales aplicables a toda la población que se estudia o investiga. Esta metodología, es propia de las ciencias naturales, donde su método de abordaje ha consistido históricamente en analizar distintas muestras, y hacer coextensibles a todos los especimenes de la especie los resultados obtenidos. Y también, dividir categóricamente a dicha población, en diversas tipologías bien delimitadas unas con otras, con características persistentes en el tiempo, y por sobre todas las cosas, genéricas.

La cuestión de las estadísticas criminales y la investigación teórico-práctica (II)

 

    Con las dos posturas que vimos en el artículo anterior, se rompen tanto el método para aplicar creencias de la tenacidad y el de la autoridad. El que nos ocupa ahora, es el método de la Ciencia, que se funda con ambas escuelas. Pero antes, debemos hacer una mención especial a la contradicción interna que atraviesa la producción de conocimiento científico, es decir, la Contradicción interna de la Ciencia.

Quien acceda a la producción científica en Ciencias Sociales, podrá ver que co - existen diversas corrientes de investigación y abordaje del objeto de estudio que se dan en el ámbito de dichas ciencias. A saber, y exclusivamente a los fines pedagógicos, nos centraremos en dos vertientes, marcadamente antagónicas o enfrentadas, que a la hora de hacer investigación o simplemente un acercamiento a su objeto de estudio, lo hacen en el marco de la corriente metodológica cuantitativa o la corriente metodológica cualitativa.

También se puede apreciar que algunas corrientes de pensamiento, se asocian a estos tipos de metodología, siendo el positivismo el que se acerca a lo cuantitativo, y el constructivismo, a lo cualitativo.

A propósito de la historia argentina

El presente trabajo busca abordar el desarrollo histórico a través del cual se configura y articula el ejercicio del poder legal del Estado, su evolución desde la monarquía, el traspaso de la soberanía desde el soberano a la nación, la justificación del Estado de Derecho y las razones de Estado al servicio de la dominación, su evolución y la articulación de los derechos esenciales como fuente y límite a la soberanía, configurando su actual desarrollo (¿realidad o fantasía?) como Estado Servidor de la persona humana, al reconocer como fundamento los derechos esenciales, anteriores y superiores a al propio Estado. Para ello ilustraremos una penosa época de la historia Argentina, donde se utilizó el derecho como un mecanismo de control y clasificación, eminentemente excluyente de los derechos humanos esenciales, dando cuenta como la ley, por ser una construcción social, sino se adscribe a principios puede llegar a ser criminal e incorporando el concepto de justicia a la igualdad de todos ante la norma.

Consideraciones generales

El fenómeno de la serialidad criminal desde siempre ha presentado dificultades a las autoridades policiales en la resolución de los diversos casos. Si bien no entraremos en detalles de asesinos seriales en particular, sólo por mencionar algunos tales como Ted Bundy, John Wayne Gacy, Jeffrey Dhamer, se han cobrado una veintena y más de crímenes antes de ser apresados.

Es cierto que asesinos en serie ha habido a lo largo de la historia. De éstos se tienen registros de algunos, como Gilles de Rais, Galius, la Condesa Elizabeth Báthory. Igualmente, la denominación “asesino serial” no es tan vieja como el fenómeno, sino que se acerca mucho a la actualidad.