La clasificación de los asesinos múltiples

Febrero 04, 2013 23519
Valora este artículo
(0 votos)

¿A qué características hay que atender a la hora de clasificar a un asesino múltiple? ¿Es fácil hacerlo? ¿Dónde pueden trazarse las líneas que diferencien entre las distintas tipologías? ¿Para qué nos sirve clasificar a un homicida múltiple? Éstas son algunas de las cuestiones que trataré de abordar en las siguientes líneas. Pero antes de entrar en materia quiero aclarar que lo que a continuación expongo es un punto de vista y un razonamiento personal, lógicamente influido por la lectura de manuales y libros relacionados con la materia, que me han hecho llegar a unas conclusiones que pueden estar más o menos acertadas en función del pensamiento crítico de cada profesional.

            En primer lugar debe conceptualizarse lo que se entiende por asesino múltiple. A grandes rasgos, se puede decir que se consideran asesinos múltiples aquellos que matan a varias personas, es decir, a dos o más. Ya en esta definición podemos encontrar algunas discrepancias. Ciertos autores apuestan por la exclusión de esta categoría a aquellos cuyo móvil es el beneficio económico o social, como es el caso de sicarios yterroristas. Otro punto polémico es el resultado que los sujetos han obtenido en el acto o los actos llevados a cabo, debido a que la tentativa de matar a dos o más personas es suficiente, según ciertos autores, para calificar a un sujeto como asesino múltiple. Llegados a esta disyuntiva, en mi opinión, respecto a la primera cuestión apuesto por incluir dentro de la categoría de asesinos múltiples tanto a terroristas como a sicarios que causen la muerte a más de una persona, por la propia definición. En lo que respecta a aquellos cuyo itercriminisno es culminado con la consecución del asesinato, soy partidario de diferenciar entre asesinos múltiples y potenciales asesinos múltiples. La causa por la que creo que debe trazarse esta distinción la explicaré más adelante, aunque anticipo que, tanto la subclasificación de los asesinos múltiples como la de los potenciales, tendrán las mismas categorías. En definitiva, considero asesino múltiple aquel homicida con dos o más víctimas. Entendiendo como rasgo fundamental para ladistinción, entre homicidas múltiples y simples, el número de víctimas.

            Delimitado el término de asesino múltiple, no aún el de potencial asesino múltiple, comienzo a desmenuzar los diferentes subtipos. No cabe duda en que el agresor múltiple por antonomasia, protagonista de múltiples películas en la gran pantalla, es el asesino en serie (serial killer). Pese al glamur que éste pueda haber despertado en la población a través de la industria cinematográfica, los profesionales del estudio de la criminología, la psicología y el criminal profiling han diferido a lo largo de la historia en los criterios para asignar esta categoría a un agresor. Hasta el año 2005, cuando acontece el Simposio del FBI en San Antonio (Texas), uno de los requisitos para encuadrar a un sujeto dentro del grupo de los asesinos en serie era su número de víctimas, debiendo éste ser igual o superior a tres. A partir este simposio, al parecer, se amplía la categorización a los agresores causantes de dos o más muertes.En este acontecimiento de gran repercusión para los estudiosos del tema, no solo se analizó ese aspecto, sino que se abordaron otros tópicos. Tal fue el caso de las posibles causas, motivaciones, etc., todo ello de gran interés, pero dado que no voy a entrar a valorar los tipos o clasificaciones de asesinos en serie que existen-lo cual sería por sí mismo material suficiente para otro artículo-, me centro en el que considero la característica clave en la distinción entre asesinos en serie y otros asesinos múltiples: el espacio temporal entre sus actos. No existe un tiempo concreto transcurrido el cual un asesino pase a ser considerado asesino en serie si mata a una segunda víctima. Simplemente debe darse un lapso de tiempo, conocido como periodo de enfriamiento emocional, durante el que el victimario cesa de su actividad homicidatras cometer un acto. Algunos durante este tiempo pueden regocijarse de la acción cometida, otros simplemente no sienten la demanda de matar nuevamente.Transcurrido este estado el sujeto puede volver a sentir esa necesidad de asesinar buscando la oportunidad para satisfacerla o aprovechando cuando  se le presentan las circunstancias más idóneas. Este tiempo pueden serdías, semanas, meses o incluso años. Cabeañadir que, aunque lo frecuente es que estas personas actúen en solitario, pueden ejecutar sus actos en compañía de otros. Además quedan excluidos de esta categoría, al igual que de la de asesino en masa, los terroristas y los asesinos a sueldo, puesto que configuran otra tipología separada.

El segundo tipo de asesinos múltiples al que quiero hacer referencia son los asesinos en masa (masskillers). Un asesino en masa, por definición, es aquel que mata a cuatro o más víctimas en una misma acción temporal y en un mismo lugar. Los asesinatos pueden ser simultáneos (si por ejemplo emplea algún tipo de artefacto explosivo, arma automática, etc.) o sucesivos, siempre transcurriendo entre ellos un mínimo espacio de tiempo. En cuanto al aspecto espacial, puede que el individuo se desplace por la zona en que lleva a cabo los hechos (por ejemplo una escuela, una oficina de trabajo) pero siempre sin salirse de ese espacio que puede considerarse como un único escenario. Generalmente se alude a motivos de venganza o resentimiento de estos sujetos hacia el lugar o las personas víctimas de sus hechos, aunque el estudio de sus motivaciones –como en el caso de los serial killers- daría mucho más de sí. En relación a estos autores, también es muy frecuente que terminen acabando con su vida u obliguen a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad a hacerlo por ellos.

Abordadas las dos tipologías más conocidas, me refiero ahora a los asesinos frenéticos (spreekillers). Este término engloba a aquellos sujetos que causan muerte a dos o más personas de manera consecutiva  y en dos o más escenarios. Es decir, comparten elementos con los asesinos en masa como la ausencia de periodo de enfriamiento emocional pero, sin embargo, difieren en la movilidad geográfica. Ésta puede ser mayor o menor, frecuentemente las distancias recorridas no son muy elevadas y en su travesía los agresores pueden encontrar nuevas víctimas a las que únicamente asesinan por encontrarse con el lugar y momento equivocados. Otro rasgo compartido con los masskillers es que suelen terminar suicidándose o abatidos por la policía. Algunos autores también se refieren a estos homicidas como asesinos itinerantes. La distinción fundamental con los asesinos en masa es la diferencia espacial entre los escenarios criminales, puesto que en función de la distancia entre esos puntos, el tiempo transcurrido entre las acciones homicidas de unos y otros pueden no diferir demasiado, especialmente teniendo en cuenta que los itinerantes pueden agredir a durante el trayecto a personas que en principio no son su objetivo. Es importante recalcar que el asesino sigue una ruta que anteriormente ha planificado, en mayor o menor medida, y que puede dejar abierta en función de la sucesión de  acontecimientos.

Cabe comentar, llegados a este punto, que algunos profesionales consideran como una categoría de asesino múltiple a los asesinos familiares. El rasgo en que amparan estatipología es el nexo familiar entre autor y víctimas. Ante esto pienso que, obviando la circunstancia del parentesco, estos sujetos pueden ser encuadrados dentro de cualquiera de las demás tipologías propuestas. La mayor parte de estos -cuando matan a dos o más personas de su núcleo familiar- suelen actuar como asesinos en masa, pero a pesar de la estadística existen casos en que lo hacen de acuerdo a otros tipos.

Los terroristas serían el siguiente ejemplo dentro de los asesinos múltiples. Claro está que, no todos los terroristas entrarían dentro de esta clasificación. Podrían considerarse como tales aquellos que hubieran causado la muerte de dos o más personas con la ejecución directa de sus acciones. Existe un componente diferenciador entre éste y el resto de tipos expuestos hasta el momento: la toma de decisión acerca de la acción criminal. Tanto un terrorista como un sicario, generalmente, ni tomanla decisión de matar ni eligen a sus víctimas. Esto le suele venir dictado por otros, en el caso de los terroristas por estructuras de una entidad jerárquica superior, y en el caso de los sicarios por los clientes que hacen sus encargos. Lógicamente, la última palabra siempre la tienen los propios ejecutores, pero la decisión ya está tomada. En esta peculiaridad, existe la posibilidad de que el atentado o acto se lleve a cabo empleando un artefacto explosivo, caso en el que el terrorista no tiene por qué saber si habrá víctimas o no, o más concretamente, el número posible de ellas. Respecto a esto último, bien es cierto que en la mayoría de las ocasiones puede realizarse fácilmente una estimación. Por otro lado están los móviles que mueven a estos asesinos y que, al igual que en el caso de otros tratados anteriormente, no entraré a profundizar. Para recoger tanto a sicarios como a terroristas, pese a los múltiples objetivos de sus acciones y aunque no se hayan analizado los distintos móviles, creo que podrían recogerse bajo el título de asesinos múltiples por motivos externos. La causa de esta denominación recaería en que el origen de sus acciones, al contrario que en otros asesinos, no está en el interior de la propia persona.

En conclusión, las categorías de asesinos múltiples serían: asesino en serie, asesino en masa, asesino frenético y asesino por motivos externos. Desestimando por tanto la categoría de asesino familiar por creerla más un subtipo dentro de otras tipologías más globales.Las categorizaciones de asesinos múltiples, como indiqué anteriormente, bajo mi visión deben ser compartidas por los potenciales asesinos múltiples, con los correspondientes matices.

En el caso concreto de los asesinos en serie, un potencial asesino en serie puede ser que no llegue a ser considerado asesino en serie por tres circunstancias. La primera de ellas es que solo haya culminado un asesinato, sin llegar a conseguir una segunda víctima, porque ha sido capturado por la policía durante su periodo de enfriamiento emocional o cuando se encontraba en disposición de conseguir una nueva presa. La segunda posibilidad existente es que haya conseguido una víctima y haya intentado ejecutar otro u otros actos en los que conseguir más, pero éstos hayan terminado únicamente con la tentativa u otro resultado que no sea la muerte de la víctima. Si tras ello el agresor es apresado por las fuerzas y cuerpos de seguridad, muere o misteriosamente cesa de su actividad, se encontraría en este encuadre. La última posibilidad es que se dé el caso anterior, pero el autor ni siquiera haya conseguido culminar un asesinato, quedando todos sus hechos en tentativa o resultado distinto a la muerte. Puede darse una disyuntiva en el momento de calificar como potencial asesino múltiple a un individuo que se ha cobrado la vida de una víctima y aún está en el periodo de enfriamiento emocional. Llegado ese momento habrá que tener en cuenta otras características de los propios asesinos seriales atendiendo a cuestiones victimológicas, de modus operandi y motivacionales.

En el caso de los asesinos en masa hay que recordar que, en el requisito cuantitativo de su definición, se demandaban al menos cuatro víctimas. Aquí surge otro dilema:¿Cómo clasificar a aquellos individuos con dos o tres víctimas, que no hayan intentado causar más? En estos casos creo que deberían incluirse dentro de la categoría de asesinos en masa, por las características similares que unos y otros presentan en la casuística. En cuanto a los potenciales asesinos en masa podemos definirlos como aquellos que cumpliendo el concepto de masskiller-unidad de acción temporal y espacial en el acto-no han conseguido su objetivo, terminando suitercriminis sin llegar al resultado muerte. También puede ocurrir que el homicida consiga el asesinato pero no del número de víctimas pretendido, bien sea por problemas logísticos o la rapidez de su detención. Un ejemplo de este caso sería un individuo que coloca una bomba en su aula bajo la mesa del profesor pensando terminar con la vida de todo el grupo (él incluido), pero debido a que el alcance del artefacto no es el planeado, únicamente acaba con la vida del docente.

Llegados al potencial asesino frenético, se podría decir que es aquel que no consigue asesinar a dos o más personas en su itinerario criminal. En esta ocasión pueden darse dos variantes. La primera es que consiga un único asesinato y los demás terminen en grado de tentativa o en resultado distinto a la muerte. Otra opción es que tras su primera agresión, que puede tener como resultado la muerte de la víctima o no, el autor sea detenido, abatido, etc. poniéndose fin a su camino. En ambas situaciones nos encontraríamos ante potenciales spreekillers.

Dentro de lo que he calificado como asesinos múltiples por motivos externos serían potenciales criminales clasificables en este subtipo aquellos terroristas cuya acción se hubiera cobrado la vida de una sola persona o se saldara sin víctimas mortales, pero en los que se diera la posibilidad real de que su número fuera de dos o más. Esto puede ser realmente complicado ante un atentado con artefacto explosivo o una inmolación, siendo más fácil en los casos de hechos cometidos con un arma de fuego. También estarían situados en este grupo aquellos terroristas que tengan a sus espaldas un asesinato y una tentativa de él o simplementevarias tentativas. El mismo tratamiento recibirían los sicarios, aunque éstos por definición,mientras que se mantienen en el ejercicio de su profesión, siempre seránpotenciales asesinos múltiples, si aún no lo son. No así un terrorista, cuya actividad en la organización puede ser muy diversa.

Finalmente, para terminar de responder a las cuestiones planteadas en el primer párrafo, decir que encuadrar a un sujeto en un determinado grupo no siempre es una tarea sencilla y tan exacta como puede parecer en la teoría. En cuanto a lo que puede aportarnos en la práctica la categorización de un criminal puede ayudarnos a predecir sus posibles reacciones y comportamientos en base a la casuística comparada.

Concluyendo, reitero que existen una gran cantidad de autores que han abordado este tema, ofreciendo distintas clasificaciones, y ésta simplemente es una ordenación personal generada tras la lectura y análisis de algunos de ellos.

Modificado por última vez en Lunes, 04 Febrero 2013 09:27
Luis Miguel Sánchez

(Madrid, 1991) Graduado en Criminología y Especialista Universitario en Seguridad (Universidad de Salamanca). Profesor de Análisis del Terrorismo en Máster de Psicopatología Clínico Forense (Universidad de Salamanca). Subdirector de la Unidad de Análisis de la Conducta Criminal (Universidad de Salamanca). Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Criminología y Ciencias Forenses (SECCIF) y del Consejo Editorial de la revista Quadernos de Criminología (QdC). Asistente, ponente y organizador en numerosos foros, seminarios y congresos de ámbito nacional e internacional relacionados con la Criminología, la Psicología y el Derecho. Autor de diversas publicaciones sobre análisis de la conducta criminal y terrorismo.

Lo último de Luis Miguel Sánchez