“Es imposible que el delincuente actúe, y sobre todo con la intensidad que requiere cometer un crimen, sin dejar rastro de su presencia”

Edmond Locard. La investigación criminal y el método científico, 1920.

¿Qué ocurre cuando la policía encuentra una segunda o tercera víctima en diferentes escenas del crimen, al tratarse de asesinatos seriales o de crímenes especialmente violentos que parecen seguir patrones de conducta repetidos? ¿Qué método de investigación se utiliza para encontrar a ese asesino desconocido y reincidente que vuelve a matar de nuevo y que sabemos que se trata del mismo sujeto, debido a su modus operandi y firma? Observando y analizando la escena del crimen la pregunta clave es ¿Qué tipo de persona ha cometido este delito?

Arrojando algo de luz para este humilde gremio profesional, me parece importante destacar, como en el propio título ya voy indicando, concretamente una de las varias funciones que dentro de la esfera jurídica puede desempeñar el criminólogo al ser llamado como perito forense en un posible proceso penal dentro de nuestra jurisdicción española.