Igualdad trabaja para que el nuevo código penal incluya reivindicaciones de las asociaciones de mujeres. Entre otras objeciones, seis entidades criticaron que el anteproyecto incluya la figura de la mediación en los casos de divorcio aunque exista denuncia por malos tratos y que en general el término violencia de género desaparezca del texto”

Realmente no sé si es la noticia la que es errónea o que la confusión de conceptos hace ponerse a las asociaciones en pie de guerra contra algo que a priori, puede ser muy beneficioso para muchas víctimas de maltrato.

Una de las noticias que sacudió el final de año fue la brutal violación de una joven a manos de seis hombres en un autobús en la India, después de horas de salvajismo simplemente tiraron su cuerpo del vehículo en marcha y esperaron que muriera; tras días luchando por su vida, su pequeño cuerpo destrozado no pudo resistir más y se unió a un corazón, un alma y unos sentimientos que ya habían matado.

Después supimos que no era el primer caso, que días antes otra niña se había suicidado tras no soportar la violación y el posterior trato recibido por las autoridades. Con esta crónica vinieron otras más plagadas de datos alarmantes: violaciones cada pocos minutos, inmunidad casi plena de los responsables, desprecio de las autoridades a las víctimas.... y todas estas noticias nos alarmaban y escandalizaban pero bueno... sucedían lejos, en países en vías de desarrollo, poco democráticos y que no conciben a las mujeres como personas iguales y con derechos.

El pasado año tuve el honor de entrevistar a Waris Dirie, modelo africana y presidenta de la Desert Flower Foundation, una organización sin fines de lucro dedicada a combatir la Mutilación Genital Femenina alrededor del mundo.

La MGF (en iglés, Female Genital Mutilation, o FGM) es una práctica socio-cultural conocida por ser especialmente practicada en el África Subsahariana y en diversos países tanto africanos como asiáticos. Como su nombre indica, esta práctica pretende remover, dañar o eliminar por completo parte del aparato genital de la mujer. La inmensa mayoría de víctimas son niñas, sufriendo esta clase de mutilación. Según el Protocolo de prevención de la Mutilación Genital Femenina en la demarcación de Girona actualizado en febrero de 2006, se afirma desconocer el origen de tal práctica pero se considera que podría ser una práctica iniciada hace miles de años y surgida en el antiguo Egipto, previa al nacimiento y expansión del Islam, que se difundió a través de la influencia de la civilización egipcia.

Ya tenéis disponible el nuevo número de nuestra revista, el quinto desde el inicio de nuestra andadura. En esta ocasión nos alejamos un poco de la dinámica de los dos números monográficos anteriores y presentamos cuatro artículos de diversa temática: Trastornos de la personalidad y violencia de género (que da título a este quinto número), La reincidencia en los delitos de violencia de género, Perfil patológico del criminólogo-criminalista mexicano: propuesta para un cambio, y La actualidad de las pandillas juveniles en Reynosa, Tamaulipas. 

La revista la podéis adquirir a través de Amazon para leer en vuestro ebook, tablet, móvil o Pc al instante. Y para los que nos seguis habitualmente, estad atentos a las redes sociales, porque como ya hicimos con anteriores números de la revista, lanzaremos alguna pequeña promoción para que podáis haceros con este quinto número sin coste alguno. A continuación os dejamos con los abstract de los respectivos artículos incluidos.

“Soy francotirador y os mataré a todos para quedarme con ella”

El sábado 20 de octubre de 2012 en la pedanía albaceteña de “El Salobral”,aproximadamente a las siete y veinte de la tarde, Juan Carlos Alfaro apretó el gatillo de su pistola repetidas veces, en concreto cuatro, poniendo fin a la vida de Almudena, una joven de 13 años con la que poco tiempo atrás le había unido una relación sentimental llena de trabas. Entonces, en ese preciso momento, Almudena se convertía en la víctima número 38 de la violencia de género en lo que va de año.

¿Es Su Protección Eficaz?

Vista la magnitud e importancia global que tiene la problemática social de la violencia de género, y de las víctimas que se derivan de dicha práctica, creo necesario e imperante reflexionar sobre los hijos de las mujeres que sufren la violencia de género en sus hogares, sean objeto directo o no de la agresión, como uno de los pilares fundamentales para poder terminar con este problema estructural de carácter mundial que afecta a todas las personas y esferas del mundo.

Pequeños Testigos (¿Víctimas Directas O Indirectas?)

En España la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género de 2004 supuso un modelo innovador así como un gran avance en la lucha contra la violencia de género, pero aunque esta Ley hace mención en varias ocasiones a los hijos de las mujeres víctimas de la violencia de género, su desarrollo no ha tenido en cuenta sus verdaderas necesidades así como su real importancia llegando a poner en duda su condición de víctima de este tipo de violencia.

1250852_370 

Schipper (2004) en su libro No te cases con una mujer de pies grandes; la mujer en los proverbios del mundo recoge algunos refranes de distintas culturas que ilustran de forma sobrecogedora cómo la violencia contra las mujeres dentro de la pareja sí es universal y está enraizada en el imaginario de todas las culturas. Esta autora ha documentado decenas de proverbios de todo el mundo que recomiendan la violencia como un instrumento "natural" para imponer a las mujeres, sobre todo a las casadas, una conducta sumisa.

Hace unos días Ana Mato desataba una curiosa polémica en torno a si el término "violencia en el entorno familiar" era adecuado para expresar la lamentación por el asesinato de una mujer a manos de su pareja en Roquetas de Mar (Aunque posteriormente ha matizado sus palabras, abdicando y utilizando también los conceptos violencia de género y sobre la mujer).  Así, las críticas han llovido al considerar que al usar dicho concepto se albergaba cierta negación de la violencia de género o violencia machista, los dos términos generalmente más utilizados.

Ana Mato, ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad utilizó el concepto “violencia en el entorno familiar” como sinónimo de violencia de género. Esto ha generado reacciones desde diversas entidades como la Federación de asociaciones de mujeres progresistas y Federación de asociaciones de mujeres separadas y divorciadas. Estas y otras asociaciones hablan de que la violencia de género se sustenta en una cierta superioridad del hombre sobre la mujer y no va a desaparecer hasta que se sustituya por uno de igualdad. Por eso en su opinión, si se llama violencia familiar no se va a luchar por abolir este modelo de desigualdad.