Si la definición de revolución se refiere a un proceso de transacción del poder de una clase a otra, o de cambiar alianzas, entonces nos encontramos ahora ante una necesidad de revisar con calma y tratar de investigar una vez más en la historia esta misma definición tras la primavera árabe. Esto debe hacerse de una forma científica, y dándole la importancia que se merece.

Se debe encontrar una nueva formula que ayude a analizar, resolver y medir precisamente lo que está pasando en cada país con el fin de alcanzar un nuevo concepto del significado de la palabra revolución.