Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site
person_outline
search

Redes sociales y nuevas formas de ciberacoso

Estudio de casos de Youtube.

Introducción

Las nuevas tecnologías han aportado muchos beneficios a la sociedad actual pero también han provocado que nuevas formas de criminalidad o conductas desviadas surjan. Algunas de ellas ya están siendo estudiadas y empiezan a ganar popularidad, como podrían ser el grooming o el sexting. Otras, en cambio, no han ganado relevancia y parece que están siendo normalizadas.

Este artículo pretende hacer una reflexión sobre la actitud y acciones que están adoptando algunos grupos de personas en las redes sociales. Estas actitudes y acciones podrían catalogarse como ciberacoso pero  hasta el momento parecen estar bastante invisibilizadas, ya que no se identifican como una situación de acoso. En concreto, se van a estudiar  tres casos encontrados en la red social ''Youtube''.

Palabras clave: ciberacoso, cibercriminalidad, redes sociales, normalización de la violencia

Nuevas tecnologías y redes sociales: beneficios y perjuicios

Las nuevas tecnologías están teniendo un gran impacto en la sociedad actual. Desde todas aquellas herramientas tecnológicas que utilizamos el día a día, como podría ser una televisión, un teléfono... Hasta las llamadas ''redes sociales'' sobre las cuales va a tratar este artículo.

Hay muchos tipos de redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, Tumblr... Y un largo etcétera. Cada una de ellas funciona de forma diferente: algunas son utilizadas para compartir imágenes, otras para compartir publicaciones, vídeos, hablar mediante su correspondiente chat, mensajería privada... Las redes sociales nos ofrecen una infinidad de posibilidades a la hora de comunicarnos con otros y actualizar nuestra información sobre el entorno que nos rodea.

Las redes sociales están cambiando nuestra realidad social y económica más de lo que Internet nunca lo hizo (Porrúa, 2010) pero esto puede conllevar tanto beneficios como perjuicios. Gracias a las redes sociales es posible participar de la vida social fácilmente. Permiten entrar en comunidades con las que los usuarios se identifican y comparten gustos en común, renovar amistades, compartir conocimientos, encontrar trabajo... (Porrúa, 2010) pero también permiten que ciertos tipos de conductas y situaciones violentas, o incluso delictivas, sean llevadas a cabo con mayor facilidad (Lorenzo, 2015).  Algunos de los riesgos más importantes podrían ser la adicción que generan las nuevas tecnologías, el acceso a contenidos inapropiados, la pérdida de intimidad o el ciberacoso (Echeburúa, 2012).

Redes sociales y ciberacoso: ¿nueva tipología de acoso?

Como se ha mencionado anteriormente, las redes sociales aportan grandes beneficios a las personas que las utilizan. Pero, a su vez, permiten con mucha facilidad que se lleven a cabo algunas conductas, como puede ser el ciberacoso.

Para empezar, ¿qué entendemos por ciberacoso? Puede catalogarse como ciberacoso el uso de Internet, o, en general, las tecnologías de comunicación, para llevar a cabo conductas de acechamiento y hostigamiento repetitivo hacia una persona. Estas conductas de acechamiento y hostigamiento pueden ser diversas, como por ejemplo enviar continuamente mensajes de textos a la persona que está siendo acosada, escribir comentarios en sitios de Internet que frecuenta la víctima y formulación de amenazas (Lorenzo, 2015). Además, muchas veces, el ciberacoso resulta un refuerzo del acoso que la o las víctimas sufren de manera presencial. Como explica Avilés (2013) muchas personas que sufren acoso en la escuela terminan sufriéndolo también en las redes sociales. Aún así, el acoso puede padecerse de manera separada: puedes estarlo sufriendo en las redes pero no en la escuela.

Hay algunos aspectos de las redes sociales que ayudan a que el hecho de acosar a otros individuos a través de estas plataformas virtuales sea más fácil, ya que presenta ciertas peculiaridades respecto del acoso tradicional (Avilés, 2013; Lorenzo, 2015) como el medio a través del cual se realiza el acoso, la gran capacidad de difusión de las redes sociales, y la ausencia de barreras físicas y temporales. Es más difícil detectarlo, ya que no es igual de visible que si ocurre en espacios tangibles. Además, existen una serie de dificultades tecnológicas para establecer vínculos causales y de responsabilidad por parte de los presuntos agresores. Por ejemplo, ¿cómo saber que el autor de una amenaza realizada por una red social es la misma persona que en teoría dirige la cuenta de la red social en cuestión?

Estas dificultades tecnológicas se ven ampliadas cuando no es una sola persona, o un grupo pequeño de personas, quien participa en el ciberacoso, sino una multitud muy grande. Desde hace unos años, con el auge de las tecnologías y las redes sociales, ha empezado a surgir un tipo de ciberacoso que casi podría catalogarse de ciberacoso masivo, en el cual se ven implicadas miles de personas a través de las redes sociales. Pero, la mayoría de personas que participan en este tipo de acoso, no reciben ningún tipo de sanción y la situación de acoso se ve normalizada, hasta el punto de que puede no considerarse una situación que requiera algún tipo de ayuda, sanción hacia los acosadores, control, etc.

Hay muchas cuestiones a tratar que se derivan de esta conducta: ¿qué pasa con aquellas multitudes que acosan a una persona por Internet?¿Se puede derivar algún tipo de castigo de esta conducta? Es relativamente sencillo acosar a una persona que posee algún tipo de perfil en una red social sin algún tipo de sanción. Muchas de estas redes sociales permiten a millones de usuarios participar en vídeos, blogs, etc, desde el anonimato y sin ningún tipo de requisito. ¿Representa esto un peligro para la comunidad que desarrolla actividad en las redes sociales?

Youtube: ¿el nuevo hervidero de casos de ciberacoso?

Youtube es una red social en la que se comparten vídeos, películas, programas de televisión y series de televisión, entre otras cosas. Además de subir y compartir material, también permite comentar y puntuar el material que se visualiza.

Actualmente, hay una gran cantidad de Youtubers que se dedican a utilizar esta plataforma para subir vídeos de toda clase: vídeos para divulgar información, para debatir sobre un tema en cuestión, para explicar qué cosas les gustan, Vlogs,etc, en los cuales los demás usuarios de Youtube pueden dejar su opinión, comentar el vídeo o debatir, entre otras cosas. Están dándose situaciones en las que estos usuarios de Internet se encuentran con una avalancha de insultos, comentarios denigrantes y despectivos o incluso amenazas, por parte de miles de usuarios y no se está trabajando para que esto no ocurra, empezando porque muchas veces no se da importancia a estas situaciones. En muchas ocasiones, incluso, no se identifican estas situaciones como ciberacoso.

Seguidamente, se expondrán 3 casos en los que puede visibilizarse una situación de ciberacoso en esta plataforma. Por cuestión de privacidad, algunos nombres de las cuentas no se revelaran.

Caso 1: Miare's Project

Miare es una Youtuber que empezó en 2012. El contenido de sus videos es muy variado, ya que graba vídeos en los que habla sobre temas de interés general (ej. trata de personas, zoos, feminismo, el sistema educativo...) y los combina con vídeos de carácter humorístico, como por ejemplo, vídeos comentando fotos suyas antiguas o realizando retos. En marzo de 2016 se reveló cierta información personal  acerca de ella que hizo que miles de suscriptores decidieran dejar de seguirla. Otros, en vez de dejar de seguirla después de cierto incidente, decidieron empezar a poner dislike en sus vídeos y a comentar todo tipo de groserías e insultos en ellos con la intención de hacerle daño y vengarse de alguna forma de ella.

Algunos de los insultos se desarrollaron de la siguiente forma:

Durante meses ha recibido insultos de todo tipo. Muchos de ellos, machistas, que no tenían nada que ver con el incidente ocurrido.

Algunos de los usuarios llegan a desear la muerte de Miare,  y otros - muchos de ellos - tan sólo le comentan que se pasan por sus vídeos a dejar un ''dislike''. Esta conducta, aunque puede parecer ligeramente molesta pero poco dañina, tras meses y meses leyéndolos, acaban convirtiéndose en un recordatorio de que existe una gran cantidad de personas que desean hacerte daño, y tienen esa manera simbólica de demostrártelo.

Caso 2: EdurenoSBD

Este Youtuber empezó en 2013. Los vídeos que ha subido en su canal tienen, de nuevo, temática diversa. Pueden encontrarse tutoriales, videos de preguntas y respuestas, alguna crítica hacia programas de televisión, etc.

A raiz de un vídeo que otro Youtuber, Auronplay, grabó hablando sobre uno de los vídeos de EdurenoSBD, empezó a recibir un aluvión de comentarios despectivos en su canal. Pueden encontrarse todo tipo de comentarios, pero mayormente se encuentran burlas hacia su físico:

La mayoría de usuarios que critican el canal de EdurenoSBD no critican el canal de manera constructiva. Ni siquiera son críticas directas al contenido de los vídeos que realiza, sino que critican de forma destructiva al Youtuber, utilizando su físico como motivo de burla.

Uno de los aspectos que más impacta de este caso, es que en los primeros vídeos que subió apenas tenía uno once o doce años, y desde entonces hasta la actualidad ha estado sufriendo ciberacoso por la plataforma Youtube.

Caso 3:  Anónimo

En este caso el dueño del canal ha preferido que no se revelase el nombre del canal. Es un Youtuber que empezó en 2015 cuyos vídeos tratan sobre temas que van desde el bullying y la identidad sexual hasta parodias sobre canciones y otros vídeos de contenido humorístico. El ciberacoso sufrido por este Youtuber se da desde que abrió el canal y empezó a subir sus primeros vídeos.

La mayor parte de los comentarios ofensivos que se dirigen contra este Youtuber se refieren al hecho de que sea homosexual y al hecho de que se le pueda considerar ''poco masculino''. Aquí algunos ejemplos:

Por otro lado, al igual que en el caso de Miare, también pueden encontrarse todo tipo de comentarios con intención de hacer daño a la persona que graba los vídeos. Al igual que en el caso anterior, comentarios de este estilo pueden encontrarse muy frecuentemente en todos sus vídeos.

Factores criminógenos

Existen una serie de factores que provocan que el ciberacoso, en plataformas como Youtube, esté invisibilizado y no se haga nada por evitarlo.

1. Anonimato

Cualquier persona puede crearse una cuenta sin dar ningún dato esencial real. Por tanto, es muy fácil que la identidad de las personas que activan una cuenta en Youtube quede protegida y sea difícil identificar a las personas que llevan a cabo el ciberacoso.

Este factor de riesgo se presenta en cualquier red social, tal y como señala Bartrina (2014). Es característico de las redes que sea mucho más fácil acceder a la otra persona y mantenerse en el anonimato, la cual cosa puede tener un impacto fantástico o muy negativo.

2. Extensión de la plataforma y cantidad de usuarios

La cantidad de usuarios que utiliza Youtube alcanzan los mil millones de usuarios. Los vídeos de los Youtubers expuestos anteriormente alcanzan, en algunas ocasiones, el millón de visitas. Estos Youtubers cuentan con miles de suscriptores. Por tanto, nos enfrentamos a una comunidad gigante. ¿Cómo se gestiona el acoso provocado por miles de personas? El hecho de que sean miles de personas, además prácticamente anónimas, las que realizan el ciberacoso, hace prácticamente imposible perseguir a todas las personas involucradas.

3. Poca visibilizacion de este tipo de fenómeno y falta de protección

Cuando se habla de acoso (o ciberacoso) se piensa en el acoso de unas cuantas personas hacia una o bien de una persona hacia otra. Quizá, de algunas personas hacia un grupo de personas. Pero no pensamos en miles de personas acosando a una. Es posible que incluso esos perpetradores del que hemos llamado ciberacoso masivo no se identifiquen como acosadores y simplemente piensen que están dejando su opinión en un vídeo o divirtiéndose un rato. En otras palabras, no se da importancia a este tipo de situaciones en la plataforma Youtube.

Youtube dedica un espacio al ciberacoso en su apartado de información y presenta una serie de sugerencias en caso de que un usuario se encuentre en una situación de ciberacoso  pero no parece ser muy efectivo. Las sugerencias explican las diversas acciones que puede hacer la persona acosada para evitar que la acosen. Por ejemplo, bloquear a usuarios, aumentar el control que tiene sobre los comentarios de los demás en sus vídeos y denunciar las cuentas de usuario. Esto, pero, no parece ser muy efectivo (si es que llega a utilizarse) ya que el acoso ha perdurado durante meses sin cesar, y es probable que a causa de la cantidad de comentarios con los que se encuentran las víctimas, no sea posible acabar con la situación de acoso tan solo denunciando estos comentarios.

4. Conclusiones y discusión

Las redes sociales están creando nuevos espacios y medios para la criminalidad y, en concreto, para que se desarrollen situaciones de ciberacoso. De hecho, podría decirse que están generándose nuevos tipos de ciberacoso, ya que el ciberacoso que sufren algunos Youtubers tiene una serie de características diferentes. Por ejemplo, los agresores son anónimos y desconocidos para la víctima, en su mayoría.  Ni siquiera son de su entorno cercano, y existen muchas dificultades para dar con la identidad de las personas que perpetran el acoso. Además, los agresores no conforman un número pequeño de personas, sino que pueden llegar a grupos de miles de personas.

Así pues, deberían empezar a plantearse soluciones diferentes a las que ya conocemos, atendiendo a estas nuevas características.

Es necesario mejorar muchos aspectos de las redes sociales, así como controlar y proteger a los usuarios de estas para una mejor convivencia de la comunidad virtual. Aún así, es una cuestión bastante complicada de gestionar, ya que estaríamos, de nuevo, utilizando el control para gestionar una situación que podría mejorar a través de la educación y transmisión de valores a los usuarios de Internet.

No es fácil llegar a alguna conclusión determinante sobre qué debería hacerse en las redes sociales respecto este tipo de comportamientos. Lo que sí queda claro, es que debe empezarse a hablar sobre estos temas, porque cada vez son más los casos de ciberacoso en Youtube.

Cuando subimos contenido gráfico a Youtube nos exponemos a todo tipo de críticas, positivas y negativas, pero nunca han de cruzar el límite del respeto. En los casos mencionados, y en muchos más que existen en la plataforma, este límite se cruza, llegando a los comentarios degradantes, humillantes y de mal gusto en grandes cantidades. Existe una diferencia entre criticar y participar en una situación de ciberacoso. Por ejemplo,  dar a dislike a un vídeo no es estar acosando a una persona, pero en el caso de Miare, donde miles de personas pretenden dar dislike y comentar en sus videos con el ánimo de hacerle daño y disfrutar del daño que provocan, sí se convierte en una situación de ciberacoso.

Una idea para cambiar esta situación podría ser mejorar el control sobre las cuentas de usuario creadas en las redes sociales. De esta manera, la anonimidad de las personas que participan en una red social como Youtube quedaría  limitada y no podrían escudarse en ella para comentar todo aquello que les apetezca sin que nadie conozca su identidad. Por ejemplo, además de una cuenta de mail, podría exigirse la utilización del DNI a la hora de crear una cuenta de usuario. Así, sería mucho más fácil dar con las personas que perpetran el ciberacoso y habría un control sobre los usuarios que utilizan las redes. Pero, se generan algunas preguntas a raíz de esto: ¿Sería ético controlar hasta ese punto la utilización de las redes sociales? Estaríamos utilizando el control en vez de optar por enseñar a los usuarios a utilizar de manera correcta y sana las redes sociales. ¿Debería castigarse a una persona por realizar una serie de comentarios en una red social? Si es así, ¿cómo? Y, ¿a partir de qué punto se consideraría acoso? ¿Cómo estaremos seguros de que la persona que ha realizado esos comentarios es la misma que teóricamente gestiona la cuenta de usuario?

Por último, añadir  dos cuestiones más. La primera es que muchas de las personas que participan en esta situación no son conscientes del daño que hacen. Se ha de concienciar a las personas que realizar este tipo de conductas de hasta dónde pueden llegar sus acciones y qué consecuencias pueden traer, ya que se han dado casos de acoso y ciberacoso que han provocado daños muy graves a las víctimas.

En segundo lugar,  el ciberacoso que sufren algunas personas como los Youtubers, viene dado, en parte, por los valores que aún a día de hoy siguen imperando en la sociedad actual: machismo y homofobia, por no hablar de la intolerancia hacia personas que son diferentes a uno mismo. Por tanto, el problema que se da en las redes sociales no sólo es un problema que se crea a raíz de estas, si no que se han de trabajar otros aspectos que están en la base.

Bibliografia

Avilés, J. M. (2013) Bullying y Ciberbullying: apuntes para un Proyecto Antibullying. Acoso entre iguales. Ciberacoso. Revista digital de la Asociacion CONVIVES, nº 3, pp. 4 - 15, 2013.

Bartrina, M. J. (2014) Conductas de ciberacoso en niños y adolescentes. Hay una salida con la educación y la conciencia social. Revista Educar, vol. 50/2, pp. 383-400. Departament de Justicia.

Echeburúa, E. (2012) Factores de riesgo y factores de protección en adicción a las nuevas tecnologías y redes sociales en jóvenes y adolescentes. Revista Española de Drogodependencias, vol. 37, num. 4.

Lorenzo, S. (2015) Stalking. El nuevo delito de acecho del art. 172 del Código Penal. Aproximación al cyberstalking (Trabajo de final de Máster). España. [En línea]. Disponible en: http://openaccess.uoc.edu/webapps/o2/bitstream/10609/44681/6/slorenzobaTFM0615memoria.pdf

Porrúa G., Mauel. El impacto de las redes sociales. Tecnología y gestión. [En línea] España: Revista Dintel. Número 4. España, 2009/2010. Disponible en: http:// www.revistadintel.es/Revista/Numeros/Numero4/TyG/porrua.pdf

Webgrafia:

https://www.youtube.com

https://www.youtube.com/user/AchlysProject

https://www.youtube.com/user/EdurenoSBD

Modificado por última vez en Lunes, 22 Agosto 2016 08:03
Licencia de Creative Commons
Criminología y Justicia, con ISSN-e: 2174-1697, by http://crimyjust.com se encuentra bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
×

Criminología y Justicia solicita su permiso para obtener datos estadísticos anónimos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Para saber más sobre nuestra política de privacidad, haz click en el link a continuación privacy policy.

Yo acepto las cookies de este sitio.

EU Cookie Directive Module Information